Polémica autorización para que un supermercado se instale en el centro

La Municipalidad había desestimado el pedido de la firma. En un controvertido fallo, hace cuatro meses la Justicia pidió al Ejecutivo que se retracte. Ahora, el Gobierno afirma que debe ser "respuestoso" de las decisiones judiciales.-
En mayo de este año el juez en lo Contencioso Administrativo, Marcelo Fernández, en un polémico fallo, obligó a la Municipalidad a que le permitiera a una cadena de supermercados continuar con la habilitación de una sucursal en pleno centro, pese a que el Ejecutivo local había desestimado el pedido debido a que no respetaba las ordenanzas vigentes. Casi cuatro meses después, el Municipio salió a decir que debe acatar la resolución judicial y permitir que la habilitación del supermercado continúe, sin una explicación clara de por qué ahora y no en el momento de la resolución judicial.

En tanto, diversas entidades esperan que la Cámara en lo Contencioso Administrativo resuelva la apelación, aunque fuentes judiciales confiaron que las actuaciones aún no fueron recibidas por el tribunal superior.

El secretario de Gobierno de la comuna, Ariel Ciano, fundamentó la postura del Ejecutivo al decir que éste es "respetuoso de las decisiones de la justicia" y que "la otra opción que teníamos era estar en rebeldía frente a una resolución judicial".

La empresa INC SA, apoderada del hipermercado Carrefour en Argentina, realizó una presentación ante la Justicia y consiguió la autorización para la habilitación de una nueva sucursal en Córdoba al 1800. Acto seguido, el Juzgado Contencioso y Administrativo Nº 2 de Mar del Plata, a cargo del juez Marcelo Daniel Fernández, notificó a la Municipalidad de General Pueyrredón que la empresa puede lograr la habilitación del comercio.

A partir de esta decisión de la Justicia, la subsecretaría de Control de la Comuna, informó que "debe acatar dicha medida".

La llegada de las denominadas "grandes superficies comerciales" al partido de General Pueyrredón se impuso en el centro de un extenso debate durante los últimos meses del año pasado. Tras arduas jornadas de discusión en el Concejo Deliberante donde el oficialismo y la oposición no lograron ponerse de acuerdo, la ordenanza municipal Nº 18.788/08 (que regula la instalación de los hipermercados en la ciudad), promulgada en el mes de octubre, quedó vetada parcialmente por el intendente Gustavo Pulti.

En diciembre del 2008, el municipio -a través del subsecretario de Control José María Lopetegui- le había negado a la empresa la habilitación de esta nueva sucursal ubicada en el microcentro de la ciudad.

Palabras más, palabras menos, las razones por las cuales el municipio le negó la habilitación a Carrefour para abrir la sucursal de Córdoba al 1800 son fundamentalmente tres: la empresa no cumplió con los pasos que contempla la ordenanza y la Ley provincial, el grupo empresarial ya tenía superado el cupo máximo de sucursales en la ciudad, y la superficie del comercio era superior a la permitida por la normativa.

No obstante y pese a la negativa, ante la resolución judicial la Municipalidad podría ceder y permitir la autorización para habilitar el hipermercado. Otra de las cuestiones llamativas es que el fallo data de los primeros días del mes de mayo, aunque éste fue difundido sorpresivamente recién en el día de ayer.

En diálogo con El Atlántico, el secretario de Gobierno, Ariel Ciano, dio a conocer ayer la postura del Ejecutivo comunal sobre el tema.

-¿Qué ocurrió con el fallo que emitió la justicia sobre la radicación de una nueva sucursal de Carrefour en pleno centro?

-La empresa hizo una presentación judicial que generó que un juez (Marcelo Fernández) decretara o resolviera que el municipio debía continuar con los trámites y habilitar el comercio". "Lo que hicimos nosotros fue cumplir con una nota judicial, somos respetuosos de las decisiones de la justicia, ya que la otra opción que teníamos era estar en rebeldía frente a una resolución judicial", añadió el funcionario.

-Pero en diciembre de 2008 el municipio le había negado la habilitación porque no cumplía con varios requisitos ¿Qué fue lo que cambió hasta el día de hoy?

-Claro, pero en virtud de esa resolución que se hizo oportunamente fue que se hizo la presentación judicial y el juez lo que dice ahora es que el municipio tiene que hacerle lugar, que fue lo que hizo el subsecretario de Control, moción generada por la secretaría de Gobierno y el intendente Gustavo Pulti.

-La habilitación no había sido otorgada porque la superficie del comercio era superior a la que permitía la Ordenanza. Además el número de sucursales que tenía el grupo empresarial era superior al permitido.

-Son cuestiones que fueron analizadas por el Juez que tomó la resolución. Nosotros respetamos esto porque somos absolutamente respetuosos de las decisiones de la justicia.

-Este fallo es de principios de mayo ¿por qué cree que recién es difundido ahora?

-Lo que sucede es que el fallo lo que hacía era continuar el trámite de la habilitación. Esto llevó su tiempo y ahora se está en condiciones de hacer lo que se tiene que hacer.

Demasiados interrogantes

En primer lugar sorprende que estando presumiblemente próximo a conocerse el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que deberá resolver acerca de un amparo interpuesto por el municipio, una autorización de este tenor se tome en abierta contradicción con la propia intervención judicial y permita ahora la apertura contra la que se alzó en tribunales.

En segundo lugar sorprende, y mucho, que se omita lo resuelto por la debatida ordenanza que el año pasado limitase la instalación de superficies con destino al rubro, tras lo cual se decidió un veto parcial que no modificó las condiciones que ahora se soslayan con esta decisión.

Queda por último recordar que en ciudades como Bariloche, La Plata o en el mismo municipio de Berazategui –así como en la mayoría de los conglomerados del país- las autoridades comunales se han opuesto sistemáticamente a emprendimientos similares, tras concluir que los mismos atentan contra las fuentes de trabajo y las pequeñas y medianas empresas y emprendimientos familiares ya instalados.

El malestar expresado por las cámaras comerciales de Mar del Plata y la singularidad del mecanismo elegido, preanuncian para los próximos días la protesta de muchos afectados que perciben que detrás de este asunto se esconde un fuerte juego de presiones a las que el jefe comunal deberá enfrentar en defensa del interés de los marplatenses. Algo que se había dispuesto a hacer cuando en aquellas convulsionadas jornadas del debate en el Concejo Deliberante expresó públicamente que el local de marras no iba a abrir sus puertas y que ello era un tema terminado.

Comentá la nota