Polémica: Aumentaron en un 50 por ciento los fondos para el hijo del intendente

Le duplicaron la partida -para el 2009- al Secretario de Gobierno de Berazategui, Patricio Mussi. Manejará ocho millones cuatrocientos mil pesos. La oposición objetó el incremento en esa cartera que “no presta servicios”. Denuncian que el dinero será para financiar una eventual candidatura del joven en un año electoral.
La mayoría oficialista aprobó el presupuesto 2009 con fuertes críticas de la oposición. Durante la sesión hubo presencia de empleados municipales alineados con el intendente para evitar que asambleístas contra la subestación Rigolleau que se manifestaban en las puertas del Municipio, pudieran copar el lugar de la barra en el recinto. Es que el viernes, el tratamiento del presupuesto coincidió con un reclamo de vecinos que se oponen a la conexión de una usina de EDESUR.

Es así que los gritos de la barra oficialista se hicieron oír con epítetos fuertes contra los opositores, mientras el presidente del Concejo Deliberante, un inefable Julio Vargas casi no atinaba a imponer orden en el recinto. Nervioso por la situación que por momentos lo desbordó, Vargas pareció no estar a la altura de las circunstancias como autoridad legislativa.

La sesión tuvo como puntos principales los cambios en el presupuesto para el 2009. En ese sentido, la oposición objetó que se duplicó para el año próximo el dinero que maneja Patricio Mussi -hijo del intendente y secretario de Gobierno- quien pretende ser en política el heredero de su padre. Su área pasará de manejar cinco millones y medio de pesos anuales a ocho millones cuatrocientos mil.

El concejal opositor Mario Giacobbe, alertó que la Secretaría de Gobierno “no presta ningún servicio”, y mencionó que el aumento de partida para Mussi hijo es para “impulsarlo a la política en un año electoral”. No hubo respuestas del oficialismo en este punto en particular. Sí defendieron los mussistas el presupuesto en general. La presidente de Bloque del PJ, Yamila Carrizo y Esteban Ayala fueron los oradores del oficialismo, mientras que Alejandro Sívori y Giacobbe argumentaron sus críticas por el peronismo disidente. En tanto el ARI con Ana María Cioch y el SI con Mónica Colman se explayaron también con tenor opositor a la iniciativa oficialista.

Colman cuestionó la falta de transparencia y –como es habitual en el oficialismo- la escaza información hacia los opositores para analizar el presupuesto, mientras que Cioch, en tanto, alegó que el presupuesto no contempla incrementos significativos como para que las unidades santiarias puedan contar con recursos para salud.

Salarios municipales

La oficialista Carrizo defendió el presupuesto de 145 millones y mencionó que prevé una reserva de 4.500.000 pesos como reserva salarial para un futuro aumento. Sin embargo, Giacobbe le retrucó que no alcanzaría “ese seis por ciento anual”, ante “una inflación real del 20 o 25 por ciento anual”.

Casi se agarran a las piñas

Se cruzaron fuera del recinto, los ediles Jorge Córdoba y Luis Terminillo. Hubo forcejeos y hasta casi se agarran a trompadas. Incluso la situación de tensión se repitió en la puerta del Municipio. Los enojos del metalúrgico vienen –aseguran en su entorno- porque Terminiello quien antes era un férreo opositor mussista “se vendió” al intendente y ahora vota con el PJ todo lo que le piden. Lo acusan de traidor, mientras que el contradictorio Terminiello ahora comparte bloque con el PJ, sus ex enemigos que antes criticaba.

Comentá la nota