Con polémica, aprobaron las cuentas comunales de 2008 .

El Concejo aprobó los gastos del primer año de la administración Bruera. Críticas opositoras

En medio de críticas de la oposición que cuestionó una serie de gastos del Ejecutivo y el respaldo del oficialismo que ponderó el superávit de unos 145 mil pesos que arrojó el cierre del ejercicio, el Concejo Deliberante platense aprobó anoche la rendición de cuentas de la Municipalidad correspondiente a 2008.

La bancada oficialista defendió la rendición del primer año de gestión de Pablo Bruera, rescató los resultados superavitarios que arrojaron las cuentas, además, del Mercado Regional ($350.000) y el ente del ex Banco Municipal ($720.000).

Pero además, se mencionó que durante el primer año de gestión la administración Bruera pagó deudas por $ 25 millones.

La rendición de cuentas no obstante mereció extensos cuestionamientos del alakismo, el ARI-CC y el PJ disidente.

Como aspectos salientes de la rendición, la Comuna platense gastó para la administración central 121 millones de pesos, de los cuales 44,8 millones de pesos fue en el pago de sueldos. Además, saldó deudas por 25,1 millones de pesos.

Los ingresos propios, en tanto, fueron de 72 millones de pesos por la tasa Sum y 71 millones por Seguridad e Higiene.

En lo que respecta a los gastos, por recolección de residuos la Comuna erogó $ 57,6 millones de pesos, con un incremento de 6,10% respecto del año anterior. El informe sobre el Mercado Regional La Plata, en tanto, arrojó un superávit de $350.000 sobre ingresos por $5.437.265 y gastos por $5.370.253. El Ente Descentralizado Municipal y Autárquico Banco Municipal La Plata obtuvo superávit por $729.000, se indicó.

CRITICAS

Desde el PJ disidente, José Arteaga dijo que en el informe era "tirado de los pelos" y entre otros aspectos cuestionó gastos en personal, publicidad y calificó como "un error" haber lanzado la moratoria "porque impactó terriblemente en la recaudación ordinaria", señaló. Arteaga hizo notar, entre otros gastos, "$150 mil pesos en un arbolito de navidad y $19 mil en café".

El arista Oscar Negrelli, por su parte, centró su discurso en "las similitudes entre la actual gestión y la anterior" y tras objetar el gasto en personal cargó contra el informe económico sobre la República de los Niños: "si se recaudaron $104 mil durante 2008 quiere decir que por cada fin de semana durante 2008 solamente ingresaron 87 autos lo que no resiste el menor análisis".

Entre otros oradores, el felipista Vaudagna criticó la compra de micros "para dárselos a empresarios que no cumplieron con los contratos"; la implementación del sistema de estacionamiento medido, la moratoria fiscal y que "menos del 10% se haya destinado a obras públicas y salud", dijo. También hablaron los alakistas Tangorra -que objetó el aumento del gasto en personal- y Teresa Urriza que dijo sentirse "desilusionada" por lo que consideró "falta de políticas productivas".

Comentá la nota