Podrían ser víctimas del Plan Cóndor

El fiscal adjunto Andrés Azar dijo que una de las hipótesis es que se trataría de ciudadanos chilenos. Se encontraron restos de 2 mujeres y 5 hombres.
Los restos óseos de siete cuerpos -cinco hombres y dos mujeres- hallados en una fosa común de un predio que perteneció al Escuadrón 30 de Gendarmería Nacional en Chos Malal, podrían pertenecer a ciudadanos chilenos, por lo cual se abre el interrogante acerca de si la Operación Cóndor tendió sus sangrientas garras en la región.

El fiscal adjunto de Chos Malal, Andrés Azar, informó en declaraciones a la prensa que «se trabaja sobre dos hipótesis; una es que se trata de desaparecidos de la última dictadura y la otra que sean ciudadanos de nacionalidad chilena, y por esa razón no se cuenta con antecedentes».

Indicó que «está confirmado que son siete cuerpos los hallados, aunque los antropólogos no descartan que a mayor profundidad pueda haber más».

Además, señaló que «si bien no está la data exacta de los restos, se estima que datan de entre 25 y 30 años, lo que coincide con el funcionamiento del Escuadrón de Gendarmería durante el gobierno militar».

La nueva hipótesis se basa en que habría datos de que en Chile figurarían desaparecidos dos mujeres y un grupo de varones.

Ayer llegaron a la ciudad dos integrantes más del Equipo de Antropología Forense de La Plata que realiza el rescate de los restos.

El fiscal aseveró que «la investigación va a pasar a manos de la Justicia Federal por el tipo de delito de que se trata y porque, de confirmarse la antigüedad de los restos, estamos ante un delito federal cometido en un lugar donde funcionó el escuadrón de Gendarmería Nacional».

Mientras que los organismos de Derechos Humanos de Neuquén y Río Negro adelantaron que hoy a las 9 solicitarán una entrevista en el Juzgado Federal de Neuquén, según indicaron desde el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH).

Operación masacre

El Plan Cóndor fue ejecutado en los ´70 por las dictaduras sudamericanas.

Neuquén > El Plan Cóndor fue una operación orquestada por la CIA que unió a las cúpulas militares de Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia en los ‘70 para perseguir y eliminar a presuntos «terroristas», opositores de izquierda y disidentes.

El plan para «combatir el marxismo en todo el mundo» tuvo epicentro en Chile bajo las acciones de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) e incluyó a la Triple A y a la SIDE argentinas.

La DINA fue creada por Augusto Pinochet en 1973, dos meses después del derrocamiento de Salvador Allende.

Importantes datos de la Operación Cóndor pudieron ser obtenidos por documentos desclasificados por parte de la CIA. Se cree que el plan fue orquestado luego de la revolución cubana de 1959. Sería parte de los instrumentos combativos de la Guerra Fría, anticomunista, y su primera exteriorización habría sido en 1960, en una Conferencia realizada en Panamá, con representantes de los ejércitos americanos. Pudo ponerse en práctica cuando las dictaduras coparon los países de América del Sur.

En un documento de la CIA fechado el 23 de junio de 1976, se pone de manifiesto que existió una reunión en Buenos Aires a comienzos de 1974, donde se reunieron oficiales de ese país, con los de Uruguay, Chile, Bolivia y Paraguay, para coordinar acciones antisubversivas.

Comentá la nota