Podrían reducir los ministerios para contener el gasto público

Aunque la recomendación es no abrir el paraguas antes de que llueva, en economía, está bien visto adelantarse a los tiempos.

Así parece analizar el Gobierno provincial el tiempo que se viene en el que los derrames de la economía nacional sobre la Provincia, ya no aparecen tan benevolente como antes.

Las luces de alarma que se encendieron en varias provincias, hoy con déficit y cuentas en rojo, alertaron al gobernador Luis Beder Herrera para articular una política que le permita seguir manteniendo a La Rioja dentro del esquema de estabilidad en el que han podido sostenerse sólo un grupo reducido de ocho jurisdicciones del país.

La clave está en controlar minuciosamente tanto la previsión del gasto, como la ejecución del mismo en el año del centenario.

En este sentido la Cámara de Diputados podrá iniciar su labor con el alivio que significó el anuncio realizado el miércoles por el ministro de Economía de la Nación, Amado Boudou que ya le confirmó al Gobernador que contará con 450 millones de asistencia extra de los 500 que pidió que se incorporen en el presupuesto nacional 2010.

Allí calza precisamente la experiencia de achicar los ministerios, porque una estructura más reducida permite comprimir los gastos en un plantel de funcionarios más modesta y más a fines al proyecto, pero por otro lado evita los chispazos de alto voltaje como los que ocurrieron en más de una oportunidad entre los miembros del Gabinete que integró Beder Herrera en 2007.

Los más cercanos al Gobernador sostienen que no quiere sobresaltos y en cambio pretende que el tiempo que queda hasta la próxima elección discurra en un marco de tranquilidad institucional, y por lo que no dudará en decidir quiénes serán los que lo acompañen en este tramo, aunque sus decisiones causen conmoción a sus aliados.

Nuevo equipo

Si bien el mandatario riojano dijo en varias oportunidades que "no es fácil armar un gabinete", aprovechará las vacantes que dejarán en diciembre Carlos Luna en Gobierno y Délfor Brizuela en Desarrollo Social, para reordenar su equipo de colaboradores.

El esquema para los próximos años, aunque en el Gobierno no quieren ni mencionar la palabra emergencia, sería similar al que Ángel Maza usó en el 2000, cuando dejó sólo dos super misterios para atender todos los asuntos del Gobierno.

Para estos puestos, el titular del Ejecutivo tendría decidido sostener a uno de los actuales ministros y convocar a un diputado provincial electo para el otro cargo.

Confirmación

El mismo Beder Herrera confirmó en una conferencia de prensa que ofreció después de firmar un convenio con las autoridades del Banco de la Nación Argentina que su plan de Gobierno para el 2010 será "con más obras públicas, con previsión para los sueldos, una gran inversión en Internet, en la erradicación de ranchos".

Explicó que en este año el Gobierno dispuso 12 millones de pesos para erradicar ranchos.

En la oportunidad también advirtió a los intendentes nucleados en la flamante Federación Riojana de Municipios que deben ajustar sus políticas de empleo y controlar el gasto de funcionamiento. "Me encantaría con la Federación hacer un sistema, que ellos mismos tengan un cepo, porque si seguimos mandando plata y ellos siguen nombrando, no funciona, no se da servicios", retrucó ante una posible embestida por una Ley de coparticipación municipal.

"Muchas de las municipalidades a las que nosotros le dábamos un 20 ó 30 por ciento, que no tiene la Provincia de costo de su sueldo, lo tenían para funcionamiento -es decir para arreglar los baches, para cambiar la luz- pero ya los gastaron en designaciones y ahora no tienen un peso para levantar la basura, para poner focos", completó para señalar el dramatismo de las cuentas en las comunas.

Comentá la nota