Podrían multar a padres y consorcios por descontrol de los jóvenes en la Costa

Fueron las conclusiones de la reunión entre el intendente del Partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús, y un grupo de vecinos y turistas de San Bernardo que le presentaron un petitorio

El intendente del Partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús, se comprometió hoy a reforzar las medidas de seguridad en San Bernardo, en una reunión con vecinos y turistas que le presentaron un petitorio y reclamaron mayores controles en esa ciudad.

Las autoridades municipales dijeron que analizarán promulgar nuevas ordenanzas que sancionen los ruidos molestos y la venta "indiscriminada" de alcohol "a mayores y menores de edad" en los supermercados de la zona.

Los funcionarios no descartaron la posibilidad de aplicar multas a los padres por los disturbios que provoquen sus hijos y también a los consorcios de edificios donde se hospeden adolescentes conflictivos.

Vecinos y turistas de San Bernardo se reunieron en la sede comunal con De Jesús, a quien le pidieron que tome medidas para garantizar la seguridad en la zona, después de varios episodios violentos que se registraron con jóvenes en los últimos días, en especial en horarios nocturnos.

El encuentro se produjo luego de una marcha organizada en esa localidad el viernes último tras el asesinato de José Luis Frano, de 23 años, que fue apuñalado en el marco de una discusión dentro de un boliche bailable que tuvo un desenlace fatal fuera de la disco.

En paralelo, el jefe comunal mantuvo también una reunión con los padres del joven asesinado.

La comisión integrada por vecinos y turistas pretende "medidas urgentes" para terminar con los incidentes, peleas y ruidos molestos que se generan en las calles, principalmente por parte de adolescentes, y "recuperar San Bernardo para las familias".

En el cónclave -del que también participó el secretario de Ordenamiento Urbano de ese partido, Roberto Ferreyra- se manifestó la preocupación de los vecinos, propietarios y turistas, por el clima de "inseguridad" que se vive en las diferentes localidades balnearias, en especial, en San Bernardo.

El funcionario también reconoció que "se está vendiendo alcohol en forma indiscriminada a mayores y menores", por lo que se analizará la posibilidad de aplicar duras sanciones a comercios y supermercados que expendan esta clase de bebidas a jóvenes adolescentes.

Los concurrentes a la reunión con De Jesús -que duró más de cuatro horas- expresaron también su preocupación al enterarse de la noticia de que una joven denunció haber sido asaltada y abusada por un grupo de delincuentes en Las Toninas, una localidad del mismo distrito.

Comentá la nota