Podrían desplazar a un funcionario municipal por tener diferencias con la jefatura de Policía

Gran malestar habría causado en el seno de jefatura Departamental de Policía las consideraciones del juez de Faltas Ricardo Germani que, en uno de sus fallos, había criticado duramente el accionar policial luego de un incidente que habían protagonizado inspectores municipales en la localidad de Cabildo.
Según pudo saber La Brújula Net, esta mañana el máximo jefe de la Policía bahiense Héctor Abel Maggi se habría negado a mantener una reunión y hasta habría "echado" de su despacho a Germani y al coordinador de inspectores Lucio Maslein, quienes habían llegado hasta el edificio de la Departamental de la avenida Além para dialogar con su titular.

Algunas versiones indicaban que habrían existido insultos por parte de Maggi aunque eso fue desmentido por altas fuentes uniformadas. De todas maneras, quedó confirmado que la molestia del titular de la Policía se había generado por los dichos del juez de faltas en relación a la actuación policial durante la inspección municipal en Cabildo.

"Lo que pasó en Cabildo no fue como dice el juez Germani ni como lo comentó Maslein, están mal informados y puede ser que haya alguna intención que no conocemos detrás de esas declaraciones" señaló esta noche una alta fuente policial.

En tanto, un hombre cercano al juez Germani confirmó el incidente y admitió que el fallo del magistrado "evidentemente no cayó bien en la jefatura policial" y aclaró que "cuando en el texto se crítica a la conducción policial no se hace referencia a la conducción de Maggi sino a la de las autoridades de la comisaría de Cabildo".

Por otro lado, un funcionario del gabinete del intendente Cristian Breitenstein desmintió que el coordinador de inspectores Lucio Maslein haya presentado su renuncia por estos hechos aunque se corroboró que "se está analizando desplazar a ese funcionario junto con el cambio de gabinete que prepararía el jefe comunal para diciembre".

Otro informante del gobierno local señaló que, lejos de respaldar a su propio funcionario, Breitenstein decidió "analizar el incidente de Cabildo y también, las declaraciones públicas de Maslein" para tomar una postura aunque trascendió que "no le gustó que salga a criticar a la policía por un hecho en el que ni siquiera él se encontraba presente", en referencia a lo ocurrido en Cabildo.

Los dichos de la polémica

Se recuerda que hace diez días varios integrantes del Cuerpo Único de Inspectores Municipales fueron atacados por los encargados del boliche "El Sitio" de la localidad de Cabildo. Posteriormente, el jefe del CUIM declaró que ante esas agresiones la policía no había actuado y que incluso, la comisaría de Cabildo estaba cerrada no pudiendo concretar la denuncia.

En tanto, en las últimas horas y con respecto a esos mismos hechos, el juez de Faltas Ricardo Germani expresó en su fallo -publicado por el diario La Nueva Provincia- que "la férrea demarcación de límites de competencia le impiden avanzar sobre la evaluación que merece el desempeño de los policías destacados en el lugar, sin embargo, guarda íntima relación el grado de indefensión y riesgo sufrido por los inspectores con la desidia e irresponsabilidad funcional con la que se comportaron los tripulantes del patrullero".

Y agregó que "la cuestión de la seguridad no tiene hasta el presente el tratamiento que merece por falta de políticas públicas pergeñadas por expertos en el tema… que las acciones de control para la prevención son en número importante de efecto disuasivo para la comisión de delitos… quienes así no lo interpreten, no deberían estar al frente de la conducción de hombres armados para la protección de los ciudadanos".

Comentá la nota