Podría haber cambios en el Poder Legislativo

Podría haber cambios en el Poder Legislativo
Un concejal podría reemplazar a otro, y este pasar a ocupar una función administrativa. Desde el lunes a los empleados del Concejo Deliberante les exigen, “sin excepción”, marcar tarjeta y justificar salidas.
Algunos cambios se vienen dando en el Concejo Deliberante de Mercedes, y en este mes de marzo en que se prevé la conformación de comisiones de trabajo y el arranque del ciclo ordinario de sesiones, se comenta que en lo inmediato uno de los ediles podría dejar de cumplir funciones y asumir otro en su reemplazo, cuestión que aún se estaría negociando y que tendría que ver con cambios en los puestos políticos del funcionamiento comunal. Además, y en este panorama, a los empleados se les ha impuesto desde este lunes “marcar tarjeta” y cumplir con todas las normas de manera estricta, incluyendo la presentación de certificados.

Se comenta que toda esta movida tendría relación con la renuncia que habría presentado un coordinador de la actual gestión y que aún no le habría sido aceptada. En tanto, este pasaría a reemplazar a un integrante del Legislativo, quien ya tendría entre sus planes seguir trabajando en el Cuerpo pero en la faz administrativa. Ahora se espera que en la previa del inicio de sesiones esta cuestión se plantee, por lo que ya se tejen suposiciones en cuanto a las posibilidades que los votos necesarios para estos cambios sean acordados. A la vez, también se cree que en el acuerdo político estaría en juego la mismísima presidencia del Concejo, que podría cambiar de manos aunque no (mucho) de signo partidario.

A marcar tarjeta

Esta semana desde la presidencia del Honorable Concejo Deliberante al personal le fue planteada una comunicación por la que se marca que a partir del 2 de marzo, lunes que pasó: “Todo el personal marcará su ingreso a la jornada laboral a través del fichaje de tarjeta”, se dice. Marcelo Denápole se dirige de esta manera a los 11 empleados y les informa que “quien se retire durante la jornada laboral deberá firmar la planilla de retiro y presentar un certificado firmado por la institución a la cual fuera”, remarcando que esto es “sin excepción”.

Los memoriosos recuerdan que la única vez que se marcó tarjeta en estos años fue durante la presidencia del escribano Mariano Castelucci (quien hoy es secretario privado del Honorable Concejo Deliberante) porque luego el doctor David Valerga y su sucesor Martín Zubeldía no exigieron la marcada a los empleados, como máximos responsables del Legislativo.

Cuentan que ahora se vuelve a marcar por la presión que estaría ejerciendo una integrante del Legislativo, que estaría exigiendo un manejo del personal más estricto.

http://www.noticiasmercedinas.com/090304hcd.htm

Comentá la nota