Podría haber aumentos en las tarifas de la luz y el gas

Las distribuidoras insisten con que se realice una "revisión integral" de los valores. Camuzzi Gas Pampeana ya contaría con un guiño favorable, aunque todavía no se conocen los montos. EDEA sigue con atención las negociaciones que llevan adelante sus pares.
Las tarifas de la luz y el gas podrían incrementarse durante 2010, como corolario de una extensa discusión que los gobiernos nacional y provincial vienen manteniendo desde 2009 con las empresas de distribución de energía.

Aunque el ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, garantizó días atrás que "no está en estudio ningún aumento ni de suma fija ni de ningún otro tipo" para los servicios públicos -ver aparte-, la presión de los empresarios para que se ponga en marcha la Revisión Tarifaria Integral -RTI- es cada vez más fuerte. Varios de ellos deslizaron, incluso, que su objetivo es que los nuevos valores entren en vigencia en marzo, a más tardar.

¿Qué cabe esperar en Mar del Plata? La situación es diferente según se hable del gas o la luz. En el primer caso, la empresa Camuzzi Gas Pampeana ya contaría con el visto bueno de Nación para incrementar sus tarifas, aunque aún restarían determinar los porcentajes.

Respecto de la luz, en cambio, la situación aún no está tan clara. Si bien la Empresa Distribuidora de Energía Atlántica -EDEA- no hizo público ningún reclamo oficial, lo cierto es que sus directivos siguen con atención las negociaciones que realizan sus pares del rubro.

La boleta del gas

Un informe de la Asociación Civil de Usuarios Bancarios Argentinos (Acuba) elaborado por su abogado, el doctor Federico Alvarez Larrondo, advierte que la empresa Camuzzi Gas Pampeana fue autorizada a readecuar sus tarifas, aunque todavía no se conocen los nuevos valores.

Alvarez Larrondo explicó a LA CAPITAL que la puerta quedó abierta luego de que el Ejecutivo nacional ratificara, en diciembre último, dos convenios que la Unidad de Renegociación firmó con Camuzzi el 23 de octubre de 2008.

En dichos convenios se sientan las bases para modificar el régimen contractual establecido en 1992 -luego modificado por la devaluación- y se fijan las pautas para el próximo quinquenio.

Alvarez Larrondo aclaró, sin embargo, que "al presente no se tiene todavía conocimiento del listado definitivo de tarifas, ni de cual habrá de ser su impacto comparado con los incrementos ya otorgados por el acuerdo transitorio".

Lo que sí establece el acta acuerdo es que las categorías R-1, R2-1 y R2-2 no tendrían variaciones. Las demás categorías si habrían de sufrir incrementos, aunque no podrán superar -como máximo con impuestos- los siguientes porcentajes: R2-3: 10%; R3-1: 15%; R3-2: 20%; R3-3: 25%; R3-4: 30%.

A ello, se suma el Gobierno que establece que también las tasas y cargos se incrementarán en un 25% para todas las categorías.

"Esto genera mayor incertidumbre si se considera que podría aplicarse al decreto 2067/08 que implementó el cargo por consumo y que se encuentra suspendido por la Justicia", reflexionó finalmente Alvarez Larrondo.

La boleta de la luz

En el caso de la luz, fuentes ligadas con el sector empresario reconocieron su intención de que se realice la Revisión Tarifaria Integral que debía realizarse en 2006 para la Nación y en 2008 en la provincia de Buenos Aires.

Fuentes del sector empresario local explicaron que si bien hubo declaraciones de algunos funcionarios nacionales explicando que antes de marzo del 2010 se iba a concretar una modificación en las tarifas, la versión fue rechazada por de Vido -ver aparte-.

En lo que hace al mercado de la energía eléctrica en el sudeste bonaerense, en los últimos dos años hubo dos tipos de aumentos: uno para remunerar a las distribuidoras -desde agosto de 2008- y otro para solventar los mayores costos de generación -en octubre del mismo año-.

Sobre la última modificación tarifaria cabe consignar que si bien sólo afectaba a un porcentaje menor de los clientes de las distribuidoras como EDEA (8%) produjo un impacto mayor en los usuarios en enero del 2009, al combinarse con una modificación, impulsada por el Gobierno Nacional del cálculo del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica -Puree-.

También en 2009 la Provincia estableció un modo diferente de calcular el Puree, eximiendo a los clientes rurales, estableciendo topes máximos y no recargándole impuestos a dicha multa.

Desde esa fecha no se han producido nuevos aumentos ni en la Nación ni en la provincia. Este es uno de los argumentos utilizados por el sector empresario para insistir en la necesidad de un nuevo ajuste, aunque por el momento no hicieron trascender sus pretensiones en cuanto a porcentajes.

Dos hojas, una factura

La Defensora del Pueblo adjunta, Mónica Felices, aclaró que la empresa Camuzzi Gas Pampeana se vio obligada a imprimir algunas boletas del último bimestre en dos hojas, pero eso no significa que haya realizado una doble facturación.

"Mucha gente llamó a la Defensoría asustada creyendo que tenía que pagar dos boletas, pero no es así: Sólo deben pagar una", afirmó a LA CAPITAL Felices, quien explicó que "personalmente me contacté con directivos de la empresa y me aclararon la situación".

La funcionaria añadió que esta situación "no se dio en todas las cuentas" y explicó que quienes hayan recibido dos hojas "deben abonar sólo la que dice 'total a pagar'. La otra sólo contiene información".

La posición

de De Vido

El ministro de Planificación, Julio De Vido, negó "taxativamente" que "se esté estudiando cualquier modificación en las tarifas de ningún servicio público".

En declaraciones a la agencia oficial de noticias Télam, el funcionario nacional explicó que "este esquema tarifario vigente desde 2003 permitió lograr importantes avances en la capacidad, generación y transporte de energía, así como la ampliación de gasoductos".

"Logramos así que la Argentina cuente con la energía necesaria y a un costo competitivo en un período en que su producto bruto interno creció más de 50 por ciento", dijo y añadió que "no está en estudio ningún aumento ni de suma fija ni de ningún otro tipo".

De esta forma, De Vido respondió a una publicación de un diario económico, en la que un empresario del sector eléctrico aseguraba que "la tarifa debería subir entre 20 y 25 pesos para acomodarse".

Comentá la nota