Podría abrirse una causa penal si siguen las obras

El Dr. Gerardo Guerci, quien presentó un recurso de amparo que fue avalado por la Juez de Garantías Alelí Kalf, señaló a EL DEBATE que de incumplimentarse la medida por parte del Ejecutivo municipal, actuaría un fiscal de oficio por dicha “desobediencia judicial”, generándose un hecho grave en cuanto a lo institucional.
La medida de “no innovar” que dispuso la Juez de Garantías Alelí N. Kalf, ordenando al Ejecutivo municipal que paralice las obras que se están llevando a cado en la Plaza Italia de nuestra localidad hasta tanto se determine definitivamente cómo seguirán las acciones, alcanzaría ribetes de gravedad en el caso que fuera desoída por el Intendente Municipal, quien de todos modos, había hecho caso omiso a un pedido similar realizado días atrás por el Concejo Deliberante local, a través de un Proyecto de Resolución que fue votado en forma unánime.

El hecho generó que se tramite la causa Nº 6603, caratulada “Municipalidad de Zárate s/acción de Amparo – Gerardo Guerci” (nieto del fundador de este matutino).

En diálogo con Radio El Debate, y al ser consultado acerca de sus sentimientos respecto a ver dicho solar en las actuales condiciones, señaló que “sentí un profundo dolor, de ver a mi madre y a mi abuelo de casi 97 años, concejal con mandato cumplido, quebrados y doloridos por esta cuestión antidemocrática, al ver que el Departamento Ejecutivo en una flagrante violación del artículo 27 de la Ley Orgánica de las municipalidades, desoyó el pedido del Concejo Deliberante”.

Asimismo, el abogado destacó que “el intendente debe cumplir con el mandato de la magistrada ya que de lo contrario incurriría en una falta grave que, en caso de producirse, deberá ser investigada por un fiscal de oficio, llegando a una instancia penal por ignorar una orden judicial”.

La presentación judicial realizada por Guerci, a la que tuvo acceso EL DEBATE, promueve la “Acción de Amparo, solicitando la medida cautelar”.

“Manu militari”

En la misma puntualiza que “desde hace aproximadamente una semana el Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Zárate, ha efectuado por intermedio de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, “manu militari”, una serie de obras en la Plaza Italia de la ciudad de Zárate, que falazmente califica como obras de “refuncionalización”, (destrucción, en la opinión de expertos ofrecidos como testigos calificados por mi parte), sin la anuencia e intervención que legalmente le compete al Honorable Concejo Deliberante de la Municipalidad de Zárate, en franca violación a lo normado por el artículo 27º de la Ley Orgánica de las Municipalidades (D.L. 6.769/58), en una actitud claramente ilegal e ilegítima, afectando groseramente el sistema republicano de Gobierno”. El texto sumamente crítico además con el manejo del Ejecutivo comunal, puntualiza que el artículo 1º de la Ordenanza Municipal Nº 3566 es sumamente claro cuando reza en su parte pertinente que: “Declárase como de Interés Histórico Cultural y Arquitectónico los inmuebles de valor patrimonial, localizados en el entorno de la Plaza Italia…” Esto, no es otra cosa que propender a la protección de la fuente principal, las escaleras, gradas de piedra y especies arbóreas existentes en el entorno o ejido” del solar en cuestión.

“Profundo dolor”

Guerci destaca en su escrito que “mi angustia se centra en dos motivos, uno de índole abogadil y otro de características familiares y morales. Por un lado, la grosera vulneración de la Ley Orgánica de las Municipalidades lesiva del republicanismo que debe imperar en un estado de derecho; Por el otro, descendiendo de un hombre que dio su vida –que murió- por Zárate y su gente, advertir que se destruye de un día para otro su obra, su legado para Zárate y la gran colectividad italiana radicada en la ciudad, sin siquiera escuchar a los 18 concejales que representan en el ámbito del Honorable Concejo Deliberante a los 140.000 ciudadanos de Zárate, que se oponen fundadamente al emprendimiento”. Y añade que “como vecino de Zárate me siento seriamente afectado ante hechos como los que nos ocupan donde el Departamento Ejecutivo se niega –en violación de la Ley Orgánica- a escuchar a los ediles representantes del pueblo de Zárate”, destacando que “no pretende ni pretenderá jamás reparaciones pecuniarias ni de otra índole ante los pocos felices hechos relatados”.

En conocimiento

Si bien ayer se trató de una jornada de asueto para el municipio habida cuenta de la celebración de la Santa Patrona del distrito, el pasado miércoles, Guerci entregó “en mano” al Intendente Osvaldo Cáffaro la resolución judicial, a pedido de la Juez actuante, con el fin de que se de por enterado de la disposición.

Ante la duda de ello, el abogado, según pudo saberse, concurrirá nuevamente hoy a la sede municipal para reiterar dicha acción judicial.

Comentá la nota