Podrán elegir autoridades socios empadronados antes de la quiebra La Cámara de Comercio de Bernal busca acelerar su reordenamiento

El dato es polémico: los únicos que podrían votar, serían los empadronados de la época en que ocurrió el escándalo mayor de la historia de Bernal. Los directivos actuales no pudieron negar el dato. Una sombra se yergue sobre la honorabilidad futura de la Cámara.
El tema fue manejado con total hermetismo por las actuales autoridades de la entidad. Sin embargo, trascendió que finalmente hacia fin de este año podría regularizarse la situación de la Cámara de Comercio de Bernal.

Para avanzar en ese sentido, será necesario designar una nueva comisión directiva, y quienes podrán sufragar para hacerlo deberán ser los integrantes de los padrones a la fecha en que se produjo el cierre de la institución, en 1994, y tras un estafa de proporciones a la Comuna y centenares de vecinos, con el dinero del cobro de las tasas.

El periódico Bernales, que dirige el periodista decano del distrito, Norberto Gialombardo, publicó una información en la que dio cuenta de que quienes conducen actualmente los destinos de la Cámara de Comercio, preparan una convocatoria a una Asamblea General Extraordinaria que podría darse entre los meses de octubre y noviembre.

Al ser consultado por PERSPECTIVA SUR, Nicolás Picciotti, actual presidente de la comisión que conduce la Cámara en el proceso de su reapertura, señaló que estamos tratando de poder cumplimentar todo lo necesario para llegar a la fecha que nos planteamos, pero no podemos dar detalles, porque todo está en proceso . El dato singular sobre el que no se conocieron detalles oficiales es la elección de nuevas autoridades con los integrantes del padrón al año 1994.

Comentá la nota