"Podrán cantar todos unidos triunfaremos, pero no los seguirán los militantes"

El ex intendente santarroseño Juan Carlos Tierno dijo que, en las actuales condiciones, no piensa regresar a la estructura del PJ. "Podrán cantar la marcha todos unidos triunfaremos, pero no los seguirán los militantes", sostuvo, a horas de que se realice el acto del Congreso Provincial del PJ, en Macachín, donde se sellará el acuerdo entre vernistas y marinistas.
Tierno estuvo 25 años en la estructura del PJ. Llegó a la intendencia de Santa Rosa en 2007, pero tres meses después fue echado. Se presentó en las elecciones municipales y, sin el apoyo del partido, perdió. Este año, en tanto, pretendió participar de la interna del PJ pero no le alcanzaron los avales para competir por un cargo legislativo con Carlos Verna. Entonces, decidió ir en la boleta de un partido creado por un pastor evangélico. No le fue mal: obtuvo más del 10 por ciento de los votos. No le alcanzó para llegar al Congreso, pero se reafirmó entre los peronistas. Esta semana, en tanto, se conoció a través de este diario digital que la Corte Suprema le rechazó un recurso extraordinario y deberá afrontar un juicio oral porque se lo acusa del delito de abuso de autoridad cuando fue intendente.

Una vez más, Tierno cuestionó a los dos diarios tradicionales de Santa Rosa, a los dirigentes del radicalismo y a un grupo de punteros del peronismo porque dijo que fueron los responsables de su destitución. Igualmente, dijo que tuvo "errores" en la municipalidad. Pero no los desarrolló. "Quien ejecuta comete errores", expresó. "Pero lo cierto es que hubo una fenomenal campaña de difamación y de demonización", sostuvo. Dijo que Jorge, además, se dejó "presionar" para decidir la intervención.

- ¿Ahora quiere ser gobernador?

- Sí. Nuestra participación depende de una decisión de llevar adelante nuestra propuesta. La realidad ha demostrado que no estaba equivocada nuestra propuesta. También, que nuestra destitución fue un proceso de desestabilización y que las marchas no eran, como decían, espontáneas. Eran protagonizadas por mercenarios de la apariencia.

- ¿Cómo ve al Gobierno municipal de la ciudad de Santa Rosa?

- Empezaron a hacer muchas cosas que pusimos en nuestra plataforma. Hicieron, al inicio, operativos de tránsito. Después dijeron que había que aumentar más del 100 por ciento las tasas. ¿Y por qué antes el 49% era un "tarifazo"? Ahora un grupo del socialismo descubrió que había drogadicción y exclusión social en el barrio Sur. Cuando planteé vamos a ir casa por casa para conocer la deserción escolar, la desocupación, eso era "espionaje". Ahora, no. En definitiva llegaron a hacer política. Intentaron hacer procedimientos por el tránsito y ahora anda todo el mundo sin casco y todos los días hay problemas. ¿De qué gobierno estamos hablando?

- ¿Realmente no quiere volver al PJ?

- Nunca me fui del PJ. Tengo una historia de vida, personal.

- Pero fue desafiliado directamente al presentarse con otro partido.

- Hay muchos que no son afiliados y tienen un concepto justicialista más profundo, mucho más profundo, que los que detentan el sello del PJ. Cuando me destituyeron, me persiguieron e igualmente me presenté. Verna llamó a votarme en contra, a través de sus laderos, temeroso por lo que dije… En 2003, cuando se presentó de candidato a gobernador, le dije que debería decirle a los pampeanos qué rol tuvo en las coimas del Senado. Que explicara que no había tenido participación. Y Verna no lo hizo.

- Usted lo acusó públicamente en las elecciones legislativas de este año por ese mismo tema.

- No lo acusé. Yo le manifesté lo mismo que le dije, en privado, en 2003: "Yo creo que con tu nivel obligacional ante el pueblo, ante un colapso tremendo del Senado de la Nación y donde no fuiste un cuatro de copas, debés explicar qué pasó". Se lo dije, pero no en términos acusatorios.

- ¿Cómo percibe al Gobierno provincial de Oscar Jorge?

- Realmente se percibe muy poco. En la plataforma por la candidatura en 2007, pedí que se incluyera cuatro ejes de política de Estado: inclusión social, apoyo a la producción primaria, generación de trabajo genuino y plan de abordaje de las adicciones. Al día de hoy, de eso no se ha hecho absolutamente nada. ¿No lo hacen por incapacidad o complicidad? El sueño de él era ser gobernador… ¿para qué? Para mantenerse tiene que ir a entregar dinero a los que creen que manejan la agenda pública… Los de La Arena dicen que están contentos porque el Gobierno, desde Verna, ha cambado la dirección económica. Para el lado de ellos…

- ¿Cree que son sinceras las expresiones de Marín, que dice que usted y otros dirigentes peronistas deben volver al PJ?

- No están convencidos. Ellos no nos quieren a nosotros y no quieren a nuestras ideas, pero están ante un estado de necesidad. Un mes y medio antes del 28 de junio, le dije a Marín: "Así como en 2007, cuando Verna y sus laderos te echaron y menoscabaron, yo dije que era cierto que la lista de Marín perdió, pero es fundamental respetar una historia, con aciertos y errores de muchos años de peronismo, por lo que propuse que no se le aceptara la renuncia. Pero dijeron: ‘Marín ya fue’". Era la degradación y la destrucción. Un mes y medio antes del 28 de junio, le dije: "Rubén, has estado mascando bronca, vos estás replegado y no has aceptado un cargo". El me contestó: "Es que la gente no quieren arreglar con estos tipos que han destruido el peronismo". Le dije: "Vos podés empezar a reconstruir el peronismo". El me dijo que él estaba también dispuesto. Pero Marín no hizo nada; él, sus familiares y allegados usufructuaron de esta situación. Marín se encontró con esta novedad, que Verna le dijo que lo iba a resucitar. Marín, entonces, distribuyó cargos entre sus allegados. Conclusión: se puede estar en el aparato manejado por Verna y compañía y se pueden cantar la marcha y todos unidos triunfaremos, pero se están mirando de reojo cómo se bajan y se defenestran. En estos términos el militante tomará distancia. En esos términos, la participación estará limitada.

Comentá la nota