No se podrá sacar madera de San Pedro sin pagar la tasa ambiental

La comuna tendrá representantes en la delegación del Ministerio de Ecología para realizar el trámite. Desde el sector forestal sostienen que se perjudica a la actividad

Posadas. A partir del próximo lunes comenzará a instrumentarse el cobro de la tasa ambiental en el municipio de San Pedro. Desde ese día la comuna contará con un representante en las delegaciones del Ministerio de Ecología, Recursos Naturales Renovables y Turismo de Misiones y en el Área de manejo integral de la reserva Biosfera Yaboty (Amirby), que funcionan en el Municipio.

“Ya recibimos la resolución del Ministerio que nos autoriza a poner representantes nuestros en su delegación y en la de Amirby, que funcionan en el Municipio. Esto lo haremos desde el lunes para empezar a instrumentar el cobro de la tasa ambiental”, sostuvo el intendente de San Pedro, Orlando Wolfart en diálogo con El Territorio.

El jefe comunal explicó que aquellos que deseen tener las guías para extraer madera del municipio serán notificados en estas delegaciones, por medio de los representantes de la comuna, de los pasos que deberán seguir para el pago de las tasas y la obtención de la guía solicitada.

Los empleados comunales entregarán una boleta con la que el maderero deberá, antes de la obtención de la guía que lo autoriza a apear madera de la zona, pasar por la municipalidad a abonar lo detallado en la boleta.

“En las delegaciones, nuestros representantes les entregarán una boleta de deuda municipal, con la que tendrán que dirigirse al municipio para pagar y entonces retiraran la guía”, indicó jefe comunal.

Además adelantó que éste es el primer paso de un proceso de trabajo en conjunto, entre el Ministerio y la comuna, en lo que refiere al aprovechamiento de la madera nativa que hay en la zona, ya que próximamente se firmarán otros convenios de trabajo en conjunto.

“Firmaremos un convenio para que a partir de marzo, personal de la municipalidad colaboré con el Ministerio durante los controles, tanto en los bosques como en la ruta, para poder desarrollar una mejor tarea de control contra el apeo ilegal de madera que afecta a la región”, manifestó el intendente.

Sostuvo que las tasas no tienen como objetivo mejorar la recaudación municipal, si no que apuntan a ser un mecanismo de control para colaborar en la lucha contra la tala ilegal de madera nativa en la región.

Disconformidad maderera

El sector de la industria maderera se mostró disconforme con la decisión del municipio de San Pedro, y de otros Municipios que piensan implementar el mismo sistema de recaudación, de imponer una tasa ambiental a la tala de bosques.

Los forestales sostienen que desde la Provincia, específicamente desde la Dirección General de Rentas (DGR), ya se les cobra una tasa por el apeo, y que es inaudito que desde los municipios se implemente una nueva tasa.

“No aceptamos ningún tipo de nuevo impuesto, ya le pagamos a Rentas una tasa forestal y eso debe ser suficiente, con más impuestos sólo logran perjudicar más la actividad, van a agudizar la crisis del sector”, sentenció Pedro López Vinader, presidente de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones (Apicofom).

Tasa ambiental y bonificaciones

Los valores que se fijaron para las tasa ambiental son los de 8,40 pesos por metro cúbico de madera del grupo A, que incluye especies como cedro, loro e incienso; 4,20 pesos por metro cúbico de madera del grupo B que los integran especies como anchico y grapia; y 3,15 pesos por metro cúbico de madera del grupo C, que agrupa a varias especies nativas.

Por otra parte, desde el municipio trabajan para generar un sistema de bonificaciones, para aquellos que deseen aserrar la madera extraída dentro de los límites de la comuna, ocupando así mano de obra local, que consistiría en descuentos de otros impuestos del orden municipal. En principio, sería una quita en la tasa de derecho de higiene y seguridad que pagan todos los industriales. Para acceder a este beneficio, deberán tener al día el impuesto municipal y todos los trabajadores en blanco.

Reclaman partidas de la Ley 25.080

Desde el Colegio de Ingenieros Forestales Misiones (Coinform), y por medio de un comunicado de prensa, el sector maderero manifestó su beneplácito por haberse logrado la prórroga de la Ley 25.080 y sugirieron que “para no caer en un nuevo fracaso, que fue no haber alcanzado los objetivos, los poderes Ejecutivo y Legislativo deberían adoptar urgentes cambios para corregir los errores cometidos a lo largo de casi 10 años de aplicación de la Ley 25.080”. “Solicitamos que los legisladores nacionales arbitren los medios para que las partidas no ejecutadas del presupuesto 2008 se deriven urgentemente a la Dirección de Forestación de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación para el pago de los listados de certificaciones de nuevas plantaciones ya certificadas y que no puede ser efectivizados por haberse agotado los fondos disponibles. También consideraron importante que se aceleren los planes de los gobierno provincial y nacional de viviendas de madera para subsanar, en parte, la crisis de la industria maderera que se estima alcanzará niveles mayores en los próximos meses. “Pedimos una investigación seria y profunda de los confusos episodios ocurridos en la propiedad de Puente Alto, donde fueron demorados funcionarios del más alto nivel del Ministerio de Ecología y de Gendarmería Nacional, un episodio muy grave, que requiere una exhaustiva investigación pues se podría estar en presencia de una asociación ilícita para depredar el bosque nativo en propiedades privadas y áreas protegidas”.

Comentá la nota