No se podrá llevar acompañantes menores de 16 años en las motos

Este año comenzaron a controlar el uso del casco. Pero la presencia de chicos no podía sancionarse por un vacío legal: la norma sólo se aplicaba a ciclomotores. Además, bajó de 12 a 10 años la edad obligatoria para que viajen atrás en autos.
Los conductores de motos ya no podrán llevar acompañantes menores de 16 años, de acuerdo a una ley aprobada ayer por la Legislatura porteña. La novedad se inscribe en el endurecimiento en materia de seguridad vial, tanto en operativos de control como en normativa, que es una tendencia cada vez más firme en la Ciudad.

Desde principios de año la Dirección de Seguridad Vial está realizando operativos de control de uso de casco por parte de los motociclistas. Sin embargo, no se controla la presencia de menores porque hasta ayer había un defecto legal. Sólo se prohibía llevar acompañantes menores de 16 a los conductores de ciclomotores pero no a los de motos, lo cual era un contrasentido porque éstas últimas tiene mayor cilindrada y por lo tanto desarrollan velocidades superiores.

"Con el tema de la presencia de chicos en las motos, en la Ley Nacional de Tránsito (24.449) hay un vacío. Pero nosotros hemos decidido avanzar en la Ciudad, porque en muchas calles y avenidas se pueden ver a motociclistas llevando a un acompañante adulto y, en el medio de los dos, a un chico. Es un peligro que queremos evitar a partir de ahora", dijo a este diario Daniel Amoroso, legislador de PRO y presidente de la comisión de Tránsito.

El scoring, en vigencia desde enero de este año, sin duda le dio el marco general a la ofensiva en materia de seguridad vial. El mayor despliegue de puestos de control de alcoholemia y los controles de uso de casco fueron también puntos salientes. Y en estas semanas la Legislatura aprobaría que aquel que supere la velocidad máxima permitida en más de 40 km/h se le secuestre el vehículo. Además se está impulsando la inclusión del chaleco reflectante entre los elementos de seguridad obligatorios a llevar en el auto, para que el conductor lo use al bajar del auto, en el caso de un accidente o un desperfecto mecánico.

"Queremos avanzar en la línea disuasoria porque en la sociedad ha crecido la conciencia de la gravedad de la cuestión de la seguridad vial", dijo Sergio Abrevaya (Coalición Cívica), también integrante de la comisión de Tránsito. Por su lado, Pablo Failde (Frente para la Victoria) pidió que "haya una mayor presencia en la calle de agentes de tránsito, porque la mayor parte de la gente cumple estas leyes cuando ve los controles".

Las motos son un punto crítico de la problemática del tránsito. De hecho, en Capital, la cifra de muertos en accidentes disminuyó en general en 2008 con respecto a 2007, pero subió en el rubro motos: fueron 26 los que perdieron la vida el año pasado contra 11 del año anterior, según cifras oficiales.

El director de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, aseguró que los controles de uso de casco ya están generando resultados: "Según los estudios que hicimos en diciembre, antes de que empezaran los controles, en el Centro había un 85% de uso del casco y hoy ya hay un 93%". El funcionario explicó que actualmente hay unas 150 motos secuestradas, que no han sido retirados porque muchos motociclistas tienen problemas de documentación.

La Legislatura también fijo ayer nuevas normas para autos: se estableció que los menores de hasta 10 años deben ir obligatoriamente en el asiento trasero. Hasta ahora, ir atrás era obligatorio para los chicos de hasta 12 años, pero la flexibilización tiene que ver con adaptar el sistema porteño al de la Ley Nacional del Tránsito.

Comentá la nota