No se podrá deducir más de Ganancias a los padres y abuelos

Los trabajadores en relación de dependencia no podrán este año deducir del Impuesto a las Ganancias a padres, suegros y abuelos, a raíz de la aplicación de la movilidad jubilatoria a los haberes pasivos. Sólo sigue vigente la deducción de los familiares que no tienen el beneficio de jubilación.
La resolución 135/09 de Anses elevó a partir de marzo el haber mínimo garantizado para las jubilaciones a $ 770,66, y esto produce que las deducciones por padres, suegros y abuelos en el impuesto a las ganancias queden sin aplicación.

Esto es así, explicó José Luis Ceteri, del estudio Arizmendi, porque al valor bruto de jubilación hay que descontarle el aporte del 3% que se realiza al Pami, y el total neto que queda supera el ingreso máximo anual permitido de $ 9.000 que habilita a la deducción de los familiares a cargo de los empleados.

"Por esta medida, los empleados tendrán que informar del hecho a sus empleadores, los que a partir de marzo deberán dejar de considerar las deducciones para el cálculo de la retención de Ganancias en los sueldos", indicó Ceteri.

Además de los ingresos anuales, añadió Ceteri, los otros requisitos para que proceda la deducción en el impuesto a las Ganancias de un familiar son los siguientes:

n Que sean residentes del país, condición que se logra estando más de 6 meses, en forma continua o discontinua, en el país.

n Que se encuentre a cargo de contribuyente y la deducción la realiza el familiar más cercano. En este último caso la excepción son los hijos y los padres que los deducen ambos padres e hijos respectivamente.

La ley de ganancias autoriza los siguientes vínculos:

n Hijos menores de 24 años o mayores incapacitados para trabajar.

n Cónyuge, no se permite concubina.

n Padres, suegros, abuelos y bisabuelos

n Nietos, bisnietos y hermanos menores de 24 años o mayores incapacitados para trabajar.

Por la ley de movilidad jubilatoria, en otro orden, subió este mes el aporte mensual de los trabajadores autónomos.

Las nuevas alícuotas variarán entre $ 143,95 y $ 629, según las categorías, con un aumento de 11,69% acorde al porcentaje de incremento de las jubilaciones que está vigente desde principio de mes. Hasta ahora iban de $ 128 a $ 563,20.

La Ley de Movilidad Jubilatoria establece que cada vez que suben los haberes jubilatorios se incrementa en la misma medida la renta presunta de los autónomos.

De esta manera, la cuota mensual de estos trabajadores se incrementará dos veces por año, en abril y octubre.

La AFIP recauda de los autónomos unos $ 110 millones mensuales.

Comentá la nota