"El poder político declina su potestad"

Raed y Terán alaban "gestos" de Alperovich.
"Con generosidad y apertura, los poderes políticos declinan su potestad de designar jueces". Con esta frase, el peronista Antonio Raed calificó de hito institucional la creación por ley del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). También diferenció el nuevo CAM del que había funcionado entre 1991 y 2003. Además, elogió que el gobernador, José Alperovich, con la irrupción del CAM, que celebrará concursos para la cobertura de las vacantes, se haya autolimitado en materia de nombramiento de jueces.

El legislador reivindicó el equilibrio entre los estamentos que conformarán el CAM gracias a la presencia de los representantes de magistrados y abogados, mientras que el sector académico actuará sólo en la evaluación de las pruebas de oposición. "Sólo la secretaría administrativa tendrá carácter rentado, ya que los demás cargos serán ad honorem. Además, es una cuestión de fondo, con innegable rango constitucional, que uno de los tres legisladores que lo integrarán represente a la minoría, pero que sea elegido por todo el cuerpo (legislativo) para que la designación no esté viciada de nulidad", argumentó.

Con una lectura particular, Carlos Canevaro (Unión Norte Grande) aseveró que el CAM será un órgano de la administración pública, cuyas decisiones estarán sujetas al control judicial en manos exclusivas de la Corte Suprema. Descartó que la Legislatura esté cometiendo torpezas. "Estamos conformando un cuerpo chico, que sólo se dedicará a la selección de jueces de modo expeditivo, para no cometer errores. Nada más limitativo para el PE que no integrarlo. El límite de la discrecionalidad es la arbitrariedad", subrayó el alperovichista.

Sisto Terán permaneció en el comedor durante casi todo el debate. Sólo se sentó para votar. Entonces, pese a sus objeciones sobre el CAM, alabó a Alperovich por buscar el final de una situación dramática en el Poder Judicial. "Es fundamental cubrir las vacantes y dejo de lado mis reparos intelectuales", aseveró.

Comentá la nota