El poder político busca una salida a la crisis energética

Los cuatro legisladores, el Ejecutivo municipal, los cuatro bloques del Concejo y las instituciones solicitarían un crédito de treinta millones de pesos para construir, en un plazo de tres años, una nueva línea para Bolívar, que sería la solución a la crisis en la provisión de energía por unos veinte años. La Provincia sería garante de ese crédito, a devolver en veinte años.
Los legisladores bolivaren-ses; concejales de todas las fuerzas políticas con representación en el Deliberante; integrantes del Ejecutivo, encabezados por el intendente Erreca, y referentes de la Rural, la Cámara Comercial, la Cooperativa Agropecuaria y la Cooperativa Eléctrica, se reunieron el lunes a la noche en el Palacio municipal, para buscar una alternativa a la crisis energética que se cierne sobre Bolívar, más aún tomando en cuenta el crecimiento proyectado para el distrito. Estuvieron presentes los legisladores provinciales Juan Simón y José Bucca, y el nacional Juan Morán. La diputada bonaerense Gladys Gonzá-lez no pudo asistir, pero envió su adhesión a la iniciativa y su compromiso de trabajar al respecto. También es parte de la mesa la recientemente conformada Unión Industrial, si bien ninguno de sus integrantes de comisión directiva pudo asistir el lunes.

La semana anterior, representantes de la Cooperativa Eléctrica y de algunas instituciones se reunieron con el intendente Erreca. Allí surgió la moción de convocar al encuentro ampliado para el día lunes.

En principio, se dialogó sobre un proyecto que presentó el senador Simón en la Legislatura, pidiendo la declaración de emergencia energética para el Partido de Bolívar. La iniciativa del legislador incluye otros puntos, con los que concuerdan los dirigentes y funcionarios que se reunieron en la comuna.

"Así sumamos apoyos, a esto que para nosotros ofrece una solución definitiva: la construcción de una nueva línea de energía para Bolívar", lo que resolvería el abastecimiento del recurso por unos veinte años, puntualizó ayer a este diario Adolfo Porris, gerente general del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica.

El proyecto

Instalar una nueva línea de energía demandaría entre veinticinco y treinta millones de pesos. El poder político e institucional plantea solicitar un crédito a veinte años, trámite para el cual pediría la colaboración -que sea garante- y el asesoramiento del estado provincial. Porris señaló sobre el punto que una cosa es que vaya la Cooperativa sola a pedir la ayuda de la Provincia, y otra muy diferente si concurre con el respaldo del poder político e institucional de Bolívar, incluyendo lo que puedan "mover" los legisladores que representan en la Nación y la Provincia a este distrito.

"Sabemos que la mayoría de las líneas son hechas y pagas por la Provincia o la Nación. Bolívar está diciendo que si no se puede, la pagará Bolívar, pero que necesita financiación". Respecto de la instalación de la línea, "todos los presentes el lunes coincidimos en que la Cooperativa debería ser quien encare y administre esa obra, tomando en cuenta su capacidad técnica", precisó Porris.

De todos modos, la Cooperativa local ya está trabajando en el proyecto de la nueva línea, a través de un grupo de especialistas técnicos que representan a una sociedad de Cooperativas Eléctricas de la región, entre las cuales se cuenta la bolivarense.

Si la iniciativa pergeñada por el poder político e institucional arriba a buen puerto, la labor hasta la instalación de la nueva línea de energía demandaría unos tres años, y solucionaría la provisión por veinte años, aproximadamente. Luego, también se evalúan algunos paliativos, que resolverían el problema por tres o cuatro años. Ese plazo se utilizaría para avanzar en el proyecto de fondo. "Una vez que esté listo el proyecto, nos interesaría ir ganando tiempo con la parte de pla-nimetría, es decir el estudio de suelos y demás", adelantó Adolfo Porris.

Las partes continuarán reuniéndose periódicamente, para avanzar con este tema.

Comentá la nota