"Si el poder político se arroga la facultad de juzgar, estamos mal"

La jueza de la Corte Suprema Justicia reiteró que "es preocupante que se ignoren las órdenes" de los magistrados y advirtió que "si el poder político se arroga la facultad de juzgar, estamos mal". Argibay ya había criticado ayer la decisión del gobierno nacional de desconocer un fallo del máximo tribunal que ordenaba desalojar la sede del gremio de aeronavegantes.
Argibay negó además que los integrantes del máximo tribunal reciban presiones del Poder Ejecutivo, aunque admitió que desde ese sector "a lo mejor no les gustan algunas cosas".

En diálogo con radio Continental, Argibay apuntó que "los jueces son los que juzgan y el poder político tiene otras funciones", en referencia al caso en el que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ordenó a la Policía Federal desconocer una orden de desalojo en el sindicato de Aeronavegantes.

Al ser consultada en el caso de que un juez ordene desalojar una ruta o calle, Argibay explicó que la autoridad que no acate esa indicación "sufrirá un juicio por desobediencia".

"El gobierno puede decir que políticamente no le conviene desalojar, pero después se tendrá que comer un proceso por desobediencia, porque los jueces son jueces. El que se niega al cumplimiento de esa orden sufrirá un juicio por desobediencia; la orden hay que cumplirla", remarcó.

Argibay volvió a expresar que "es preocupante, por los menos para mí, ignorar las órdenes de los jueces, ya que es ignorar toda la organización de la República".

"Si el poder político se arroga la facultad de juzgar, estamos mal y hay algo que no funciona de acuerdo a nuestra Constitución", concluyó.

Comentá la nota