Sin poder para el 2011

Las encuestas, que en su mayoría son encargadas por los propios partidos políticos, muestran una brecha corta entre el primer y segundo lugar. La diferencia va de los 5 a los 10 puntos, en el mejor de los casos. Si bien, Néstor Kirchner se encuentra a la cabeza, perdería poder en el Congreso, hecho que se traduce en un debilitamiento de cara a las elecciones de 2011.
Por más que Kirchner insista en que el Gobierno nacional necesita mantener la mayoría parlamentaria, el 61,5 por ciento de los encuestados por distintas consultoras cree que el resultado del 28 de junio va a cambiar la relación de fuerzas en el Congreso. Así, el oficialismo tendría que gobernar sin la mayoría absoluta a la que estaba acostumbrado.

Comentá la nota