"No podemos tolerar que haya gente que obtaculice la atención de los pacientes"

El ministro de Salud, Gustavo Grasselli, sostuvo que la situación presentada en el hospital Enrique Vera Barros con alborotos dentro de la institución "es algo que nos duele como empleados de Salud, como personas y como integrantes de esta sociedad, alborotar con trompetas, bombos y bocinazos dentro de un hospital, no nos hace quedar bien a nadie", expresó.
En este sentido, señaló que más allá de ser un grupo minúsculo de personal no profesional, están haciendo un alboroto con una metodología de paro que nunca se había instituido en Salud, "porque toda la comunidad sabe que en cualquier instituto de salud es necesario el silencio".

Al respecto, Grasselli dijo que "vamos a ver la forma para que la gente que no esté conforme en el hospital, se la tendrá que afectar a otra zona, porque tenemos que priorizar la salud, si hay un enfermo que acude al hospital por un dolor de cabeza, que le hace imposible soportar cualquier ruido, o personas que se debaten entre la vida y la muerte, no se pueden realizar estas acciones".

"No son medidas que podemos tolerar y no lo vamos a hacer, porque hay mucha gente que está enferma, a todos nos puede pasar estar ante una necesidad y no podemos tolerar que haya gente que esté obstaculizando la atención de los pacientes", resaltó.

En relación a la pertenencia del grupo de manifestantes puntualizó que "hay sectores que a veces buscan equivocadamente estos lugares sensibles de la comunidad, si hay una diferencia con los gobiernos, próximamente hay elecciones y hay que volcarse a este ámbito con candidatos, propuestas y no salir a poner palos en la rueda donde se está trabajando bien".

"El hospital creció muchísimo y mejoró en gran medida con respecto a la calidad y la cantidad, dentro de poco tiempo inauguraremos un tomógrafo de última generación que ya está funcionando, y también contará con un resonador tan esperado por la comunidad", indicó.

Además, dijo que "cuenta con un recurso humano muy importante que no lo tiene ningún área, entonces no podemos hacer quedar mal a toda una institución, por un grupo minúsculo de gente, amparados en otro gremio que no representa a los trabajadores de la salud".

Con respecto al personal manifestó que "una persona se puede afiliar a cualquier gremio, pero ese gremio no me podrá amparar en las cuestiones legales que pueda tener en Salud, sino que me va a representar en los organismos de su competencia".

Por eso "llamamos a la cordura, que no tomen medidas que les puedan resultar perjudiciales, sobre todo por la atención de la gente, que piensen en el paciente", finalizó.

Comentá la nota