"No podemos ser tibios ni dubitativos", dijo Scioli sobre la inseguridad

En este sentido el mandatario provincial dijo que desde el principio de la gestión "venimos reformando ya nueve leyes: limitar las excarcelaciones, flagrancia, casación, registro de violadores y todas las que tengamos que reformar, obviamente previo paso por la Legislatura, para adecuarlas a esta nueva modalidad".
El gobernador realizó declaraciones en una entrevista radial realizada en Radio 10.

Limitar las excarcelaciones

Nosotros entendemos que dadas las características de ferocidad de algunos delitos y las reincidencias, es necesario ir readecuando la legislación vigente. Porque más allá que si hay más o menos delitos, lo que hay son delitos con una crueldad que en la mayoría de los casos está la droga detrás de esto.

Por eso, desde el principio de la gestión, venimos reformando ya nueve leyes: limitar las excarcelaciones, flagrancia, casación, registro de violadores y todas las que tengamos que reformar, obviamente previo paso por la Legislatura, para adecuarlas a esta nueva modalidad.

A manera de ejemplo, recuerdo lo que hicimos en su momento por la seguridad deportiva. Fue necesario, dadas las características de las barras bravas, de las hinchadas y de todo lo que ocurría, adecuar la legislación vigente, que había quedado obsoleta porque tenía 20 años.

Las canchas tenían otro perfil, las hinchadas y lo que ocurría, iban las familias, en fin. Fruto de eso y de la legislación hecha bajaron más de 80 por ciento los episodios de inseguridad en las canchas en la Provincia, como, fíjese cuando se hacen cambios en el caso de la nocturnidad, ya tenemos más del 75 por ciento de baja de chicos intoxicados en las guardias de nuestros hospitales. Sé que muchos reaccionan, les molesta.

Baja de chicos internados por consumo de alcohol

Así es y esto es salvar vidas, esto son menos accidentes viales. Yo no puedo quedar bien con todo el mundo, cuando uno gobierna, yo escucho a todos pero llega un momento en que tengo que tomar decisiones, hacerme cargo de esas decisiones como las que estoy llevando adelante, porque yo sé Oscar, te lo digo desde lo personal, estoy ante el gran desafío de mi vida, defender la vida de los demás, una tarea titánica donde me encuentro todo tipo de obstáculos pero estoy decidido a avanzar, tomando responsablemente la experiencia que he visto también en otros lugares del mundo cómo funciona esto. El camino es el orden, la firmeza, el rigor.

Código Contravencional

Con todo respeto, ni siquiera todavía fue presentado formalmente a la Legislatura, ya pasó el filtro de la secretaria de Derechos Humanos de la Provincia, que se va a presentar con la responsabilidad del caso pero con la decisión que tengo de avanzar en esta línea. Algunos quieren descalificarlo diciendo "la Policía por el simple hecho de que alguien esté caminando lo va a detener". Pero, por favor, son pavadas. De ninguna manera. Nosotros somos respetuosos.

La propia secretaria de derechos humanos, Sara Cobacho, ayer se reunió con el ministro Stornelli y estuvo viendo el trabajo serio y responsable que hemos encarado que trataban de desvirtuar algunas personas, ridiculizándola algunos, pensando que por ejemplo si una persona estaba caminando por la calle la policía la iba a detener. Acá estamos hablando de cómo encuadramos algunas figuras amenazantes o intimidatorias, que generan a veces infracciones, o delitos menores pero que después se convierten en delitos graves.

Entonces, como hemos luchado en primera instancia contra las causas profundas como es la droga, y ahora hemos visto después la relación directa en muchos casos del exceso de alcohol y violencia, queremos ir acorralando y cercando las posibilidades de llevar adelante delitos y tenemos que hacerlo cuerpo a cuerpo.

Una Policía que ha recuperado su capacidad operativa y logística. La triste estadística de 29 efectivos caídos en acción, de ir a liberar rehenes en algunos casos, o allanar una cocina de paco, muestra el compromiso que tiene hoy nuestra Policía, y es el camino de ir articulando la acción policial con reformas en la justicia, y con participación ciudadana, y con políticas de prevención muy intensas que hacemos de capacitación en inclusión, en recuperar espacio público. Pero cuando enfrentamos una crueldad en el intento de robo que derivan, como fue el caso de la catequista Renata, o el caso Cáceres, nosotros no podemos ser así tibios y dubitativos.

Tenemos que estar decididos, y yo estoy decidido a ir a fondo, y buscarlos y meterlos presos y limpiar de drogas la provincia, y trabajar por una juventud más sana y más fuerte. Y hemos puesto horarios razonables, que me digan en qué país del mundo se baila hasta las 8, 9 o 10 de la mañana. No sé qué queremos inventar.

Y aquí tiene las consecuencias, desgraciadamente, este fin de semana, donde volvemos a ver un accidente fatal a las 7 de la mañana. Yo no puedo ser indiferente cuando mueren más de 1.200 chicos por año, ni tampoco hacerme el distraído con el avance de la droga que estaba siendo una amenaza muy fuerte en lo económico, en lo social, y en las instituciones de la provincia de Buenos Aires. No eran nenes de pecho, estamos hablando de bandas sofisticadas que querían instalarse nada más y nada menos, a fabricar, como les secuestramos, 200 mil dosis de drogas sintéticas.

Desaparición de la familia Pomar

Estamos con un fuerte relevamiento de la poca información que hay, desmenuzando todo esto, más los rastrillajes, e investigando el caso que es muy extraño.

Matrimonio gay

La figura del matrimonio yo la asocio a familia. Entiendo en el marco de las libertades personales la unión civil, entiendo dentro de lo que es la libertad de cada persona, su vida privada, y soy profundamente respetuoso. El primer instinto que me genera es que la definición matrimonio la vinculo a la familia.

Matrimonio, a la familia, a la unión hombre-mujer. Pero no por ello, desconozco una realidad en la vida de muchas personas. Hombres y mujeres que han tenido o tienen otro tipo de vínculos que yo respeto.

Donde se dan situaciones de convivencia, de un fuerte vínculo sentimental, tienen todos mis respetos esas cuestiones. Y obviamente es la libertad de cada persona. El tema matrimonio, yo tengo la visión en cuanto a decir matrimonio, vínculo, pareja, convivencia, derechos, unidad civil.

Cambios de gabinete

Nosotros en la Provincia estamos permanentemente analizando la evolución de cada ministerio y yo soy el responsable de eso, el que pongo y saco a mis ministros de acuerdo a los resultados que se van cumpliendo o no. Soy muy exigente en eso y en el caso de Santiago (Montoya) tengo buena relación personal con él, hemos conversado nuestra visión sobre lo que es la organización del Estado provincial, ahí hay reformas que hemos avanzado en algunas cuestiones y que, desde mi punto de vista, es necesario intensificar, desburocratizar, descentralizar, regionalizar la Provincia. Se acaba de casar, lo sabemos, está de luna de miel.

A la vuelta seguimos charlando. Pero es eso nada más. Y después la ola de rumores que siempre hay en la Provincia, pero yo no me dejo llevar por ola de rumores… y en el caso particular de seguridad sé que tengo un muy buen jefe de Policía, un hombre con una gran experiencia, el ministro Stornelli está con una gran vocación, determinación y decisión, como se ve a diario, cómo agarramos a los responsables de distintos delitos y estamos intensificando la presencia policial.

Yo me reuní con él y le dije "Carlos, tenemos que buscar la manera de acá al fin del 2011, meter 10 mil efectivos más en la calle". Obviamente tenemos que adiestrarlos, convocarlos a la Escuela Vucetich. Pero le digo la verdad, no es fácil hoy entusiasmar o integrar a jóvenes a la carrera policial, porque ven que los sueldos son magros, no hay un reconocimiento social, los riesgos que corren. Esto es lo que estoy reconvirtiendo yo, que haya una fuerte recuperación de la ciudadanía en la Policía, que la Policía recupere su identidad, su pertenencia, su orgullo, que la sociedad cada día los respete más y que sean debidamente reconocidos.

En este camino estamos, con más policías en la calle ya, más de 3.500 efectivos, más de 2.500 patrulleros nuevos, más de 1.500 motos. Y vamos a hacer todo lo que haya que hacer, no hay excusas.

Comentá la nota