"No podemos terminar ni en mitad de tabla..."

INDEPENDIENTE: Fabián Assmann aprovecha el envión anímico que le dio el clásico y reconoce que tienen que terminar "entre los primeros cuatro o cinco puestos". La defensa ahora ayuda.
El triunfo ante Racing acarreó algo más que tres puntos. La cabeza de Santoro no rodó, cesó el alerta meteorológico por las presencias de barras en la práctica y ahora el granizo se transformó en lluvia. Lluvia de hinchas que se acercaron a pedir fotos y autógrafos. Y eso, en el ánimo del plantel, repercute. "Hace cuánto no teníamos una semana así, ¿no? La verdad es que son días muy tranquilos. Y se nota. La victoria del sábado sirvió de mucho y ojalá que podamos seguir así y que este sea sólo el puntapié para levantar", reconoce Fabián Assmann, una de las figuras del Rojo, ante Olé. Y claro, el viento de cambio también regó de optimismo al grupo de cara al futuro. "Nosotros tenemos que pelear el campeonato porque Independiente no puede terminar ni en mitad de tabla. Debe acabar entre los primeros cuatro o cinco puestos", se hizo cargo el 1, de 22 años.

-Por lo visto, cambiaron muchas cosas de una semana a la otra...

-Sí, ¿no? Pero el fútbol es así, te da revancha continuamente. Hoy estamos todos felices. Mañana, por ahí, no. Ojalá sigamos la racha. Se viene Gimnasia.

-¿Cuánto aliviano el clima de trabajo este derby?

-Mucho. La verdad que se habían hablado mucho. Había demasiado en juego, los dos equipos no llegábamos de la mejor manera y por ahí no era la misma situación. Pepé es un ídolo acá en el club pero se estaba decidiendo su continuidad y nosotros lo sabíamos. Tratamos de apoyarlo desde adentro jugando de la manera que jugamos.

-Dijiste que si le ganaban a Racing iban a pelear el título, ¿lo ratificás?

-Sí, porque nos sirvió para mentalizarnos que podemos y que tenemos un gran plantel. No somos ni más ni menos que nadie.Con esa actitud vamos a ganar muchos partidos.

Con 66 partidos en el lomo, Assmann se convirtió en pieza clave del Rojo en los últimos torneos. Figura en buena parte de las fechas, consiguió mantener su arco en cero en 20 ocasiones. "Mantener la valla invicta sirve mucho. Para cualquier arquero que le preguntés, tener tu arco en cero es lo primordial", explica. Y, con los aires renovados tras haber ganado su primer clásico (tras tres empates), saca pecho: "Ya tengo sesenta y pico de partidos en Primera y el arquero se va haciendo así. Vas sumando experiencia, vas sumando a tu currículum, y eso ayuda mucho al momento de atajar".

-¿Cambiaste mucho tu forma de atajar desde que debutaste?

-No sé si en mi estilo de atajar pero sí en muchas cuestiones: en la confianza, en los tiempos de las jugadas, en lo que es jugar en canchas llenas, en vivir un clásico. Son cosas que te van dando los partidos.

-¿En lo personal te ayudó la llegada de un central como Eduardo Tuzzio?

-Sí, sirve mucho. Edu nos aporta mucha experiencia. Por algo era capitán en River. El otro día hizo volvió a hacer un gran partido y viene cumpliendo bien. Tenemos que mentalizarnos y contagiarnos de eso, de estar todos concentrados. Si somos compactos y fuertes atrás, el gol va a llegar porque arriba tenemos gente que desequilibra.

Comentá la nota