"No nos podemos quedar en la plaza esperando que la plata llueva"

Lo afirmó Rubén Allende, secretario general de los trabajadores municipales, de paro desde hace 47 días. La situación es complicada y en el Hospital las enfermeras estarían adoptando posiciones de mayor firmeza. Moccero batió el record del ex intendente Lázaro. Para pagar el 14% restante sólo estarían faltando $ 400.000. Llegaron alimentos para apuntalar el acampe de la plaza. Sigue el diálogo, pero sin avances.
El jueves el intendente Moccero batió el record que tenía el ex intendente Héctor Lázaro, quien tardó 45 días en solucionar un conflicto con los empleados del municipio en 1973. Hoy se cumplen 47 días desde el inicio por el momento no se avizora el sol en el horizonte.

Sin dudas que el principal responsable de esta situación es el propio jefe comunal, quien recién desde su regreso de sus vacaciones en las Bahamas decidió ocuparse de la cuestión, ya que antes lo suyo fue dejar pasar los días sin hacer ninguna oferta razonable a los trabajadores.

El paso del tiempo va produciendo desgaste en quienes llevan adelante las medidas de fuerza, pero lejos de disminuir voluntades ello ha producido el efecto inverso, ya que cada día parece más petrificada la voluntad de no dejar las medidas si no aparece el porcentaje de recomposición solicitado. Y además, hay sectores que van endureciendo las medidas, por ejemplo en el Hospital Municipal un importante grupo de enfermeras y mucamas han decidido acudir a prestar sus servicios solamente en casos de urgencia y no realizar más prestaciones que no tienen apuro, especialmente en el sector cirugía. Algunas enfermeras han manifestado su cansancio ante actitudes que consideran totalmente fuera de lugar de autoridades y en algunos profesionales de la medicina. Se supo también que en Neonatología ya no se aceptan derivaciones desde otros municipios porque las enfermeras del sector están apoyando el paro en forma total y no aceptarían pacientes provenientes de otras localidades.

Las profesionales de la enfermería apoyan masivamente el reclamo salarial, inclusive todas las jefas de sector son vistas con habitualidad en la carpa y participando de las marchas, pero ante la prolongación del conflicto y debido a actitudes que no comparten ni aceptan, han decidido que las medidas en el Hospital serán endurecidas.

"No lo entendemos"

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) Rubén Allende, fue consultado por Nuevo Día sobre la situación después de haber salido de la última reunión que mantuvieron las partes el jueves por la noche. Mientras esto sucedía conversaba con otros manifestantes el concejal oficialista Roberto Palacio, quien ante algunas acusaciones surgidas en contra de actitudes del jefe comunal no respondía, pero anticipaba que sólo se hacía cargo de sus actos o simplemente sonreía, en gesto bien claro sobre su idea sobre este conflicto.

El dirigente municipal, ante la consulta del motivo de la reunión confesó que "lo que le planteamos al Intendente es que no podemos quedarnos en la plaza esperando que la plata llueva" y agregó que "en su momento nos dijo que nos invitaba a que lo acompañemos a realizar juntos gestiones en la provincia y en la Nación para conseguir los fondos para que aparezca el 30%, por eso le fuimos a decir que nos poníamos al servicio de hacer todo lo necesario para que eso suceda y nos salió con que esas gestiones las podía hacer telefónicamente".

"Es algo que no entendemos, porque en un principio nos dijo que si le firmábamos el 16% nos pagaba el 14% si ingresaba el dinero, para lo cual nos invitaba a viajar junto con él y ahora que le decimos que lo acompañamos para hacer las gestiones sale con que no es necesario viajar", señaló bastante molesto Allende.

Recordó luego que "hay otros municipios que han recibido ATN (Adelantos del Tesoro Nacional) para solucionar conflictos salariales como el nuestro, por ejemplo Azul o Lanas y nosotros decimos que no es tanto el dinero que hay que poner para el 14% que falta en diciembre, son 400 o 500 mil pesos; eso es lo que hay que poner para destrabar el conflicto", aunque se lamentó que el jefe comunal les haya anticipado que si llega un ATN será usado para abonar una suma fija y no para incrementar el salario básico, medida que seguramente será rechazada por los trabajadores.

"La negociación está empantanada, por eso le pedimos que dentro del supuesto déficit que tiene estimado si abona el 16%, que nos dijo era de un 1.780.000 pesos, haga los estudios para distribuir ese dinero de otra manera pero nos dice que hay manera de cambiar lo ofrecido", sostuvo el dirigente del STM.

Nunca hay para salarios"

Consultado si no creía que si los fondos no llegan se hacía necesario un recorte de gastos innecesarios en el municipio, Allende indicó que "no nos queremos meter en el debate de donde tiene que sacar los fondos, durante más de un año hemos pedido participar en la distribución de los fondos municipales para intentar encontrar fondos que puedan ser usados para recomposición de salarios y nunca hemos sido escuchados, porque si hubo 1 millón 900 mil pesos para subsidios a las instituciones quiere decir que cada empleado municipal, que no tuvo ningún incremento, le dio 1.900 pesos a esas instituciones" y apuntó que "el Intendente nos dice que siempre hubo partidas para dar esos subsidios a entidades y le dijimos que ese es el problema, que para esas cosas siempre hay partidas pero para recomponer los salarios nunca se acuerda de prever una partida". "De la misma manera, nunca faltan partidas para obra pública, pero para recomponer sueldos no hay", sentenció.

También reflexionó que "luego de 47 días creemos que el Intendente ha tenido tiempo más que suficiente para estudiar las recomposiciones de partidas necesarias para lograr el 30% antes de fin de año y sobre el temor que tiene por el impacto que eso producirá en el Presupuesto del año que viene, debería pensar que también los empleados tenemos temor de no saber como vamos a vivir con un salario congelado".

Un triste record

Sobre el hecho de que el paro actual ya ha sido más largo que el ocurrido en 1973, el que ostentaba el triste galardón de haber sido el más largo de la historia suarense, Allende reconoció que "el intendente Lázaro tuvo a los municipales de paro durante 45 días y finalmente concedió todo lo que éstos reclamaban", recordando que "en ese momento el padre del actual intendente, el escribano Domingo Nicolás Moccero, laudaba a favor de los trabajadores, por eso decimos que la capacidad de resistencia del actual intendente para otorgar lo que los trabajadores necesitan que se les reconozca ha logrado batir el record del intendente Lázaro, pero eso no es un orgullo para nosotros porque de verdad que hubiésemos preferido estar estos 47 días trabajando con nuestros salarios actualizados".

Al respecto enfatizó que "por eso reiteramos que en este conflicto se desperdiciaron 35 días en los que el Intendente no hizo ningún esfuerzo para encontrar un arreglo o estuvo de vacaciones, por eso a nosotros nos da la impresión de que hoy recién estamos en el día 11 del conflicto y que recién el Intendente se ha puesto a encontrar formas de solución".

"Si hubiese trabajado desde el primer día de esta manera no hubiese llegado a batir el record de Lázaro", concluyó expresando el dirigente sindical.

Alimentos para la carpa

El jueves al mediodía un camión descargó en la carpa de los municipales una importante cantidad de mercadería aportada por el Sindicato Municipal de Bahía Blanca como un aporte a los suarenses y a su lucha. Este aporte se suma al que el mismo Sindicato iba a aportar en dinero en efectivo para constituir un fondo de huelga si los trabajadores sufrían descuentos en sus haberes. A esos fondos se iban a sumar un subsidio de la Federación y el aporte de trabajadores locales de mayores ingresos con la idea de ayudar a quienes menos ganan en caso de que no cobrasen la totalidad de sus magros salarios. Afortunadamente parece que ello no será necesario porque el Intendente dio la orden de abonar los sueldos sin descuentos.

Comentá la nota