"Podemos ser uno de los mejores equipos del mundo".

SELECCION: Gago reúne los atributos que quiere Diego: juego y actitud. Figura con Francia, augura un buen futuro para el equipo, banca su dupla con Masche y elogia a Maradona y a Messi.
Mascherano es el símbolo, lo dijo Diego. Y en ese ejercicio de definir a los jugadores de la Selección, bien podría decirse que Fernando Gago es el ejemplo. Es la prueba de lo que Maradona quiere de los jugadores: actitud y juego. Y eso fue lo que prodigó el volante del Real Madrid sobre el césped del Velodrome. Puso pierna dura cuando Francia invitó a raspar, sobre todo contra su compañero, su partenaire como doble pivot en el Madrid, Lassana Diarrá, y aportó juego cuando el partido lo requería. Al momento en que Diego entendió que la presión francesa se podía acabar poniendo a un hombre a hacer de Riquelme a espaldas de Lass y de Toulalan, Fernando se cargó esa responsabilidad y se puso a mover los hilos delante de Masche. El resultado está a la vista: la Selección no fue la séptima maravilla, es claro, pero le ganó claramente a una Francia que tras ese cambio táctico se redujo casi a la mínima expresión. La mañana siguiente al triunfazo lo pone a Fernando a repasar con Olé uno de sus mejores partidos en la Selección, mientras el solcito invernal y el viento marsellés disputan su batalla diaria en los jardines del Pullman Palm Beach. "¿La clave de la victoria? Entendimos que era un partido muy importante porque era el primero con Diego contra un rival fuerte y el último antes de jugar por los puntos en las Eliminatorias, que es lo que importa", cuenta el muchacho que cuando Diego desparramaba ingleses y belgas en México andaba apenas por los dos meses de vida.

-Más allá del análisis a futuro y de evaluar el juego, fue un triunfazo...

-Sí, fue una victoria soñada. Se jugó bien, fuimos superiores a Francia y tuvimos la pelota casi todo e tiempo. Hicimos un gran partido con circulación y actitud.

-Se notó mucho la manera en que lo jugaron...

-La actitud fue increíble. Y creo que podría haber sido más que un 2-0.

-¿Qué sentiste cuándo los franceses gritaban "ole" cuando la pelota la tenían ustedes?

-Fue algo muy lindo que los franceses reconocieran eso. A mí nunca me había pasado algo así.

-Debutaste en la Selección justo contra Francia, en el triunfo 1-0 del 2007 en París. ¿Qué cambió de aquél a este Gago?

-Son dos años y fue un tiempo en el que aprendí mucho. Crecí como futbolista y como persona.

-Será que ser el 5 del Real Madrid y de la Selección Argentina te tiene acostumbrado a sobrellevar una gran presión...

-No sé si llamarlo presión, pero la exigencia sí es alta. Nosotros ahora en el Madrid, desde que perdimos el clásico ganamos siete partidos seguidos pero sabemos que no podemos relajarnos ni un poco porque hay que descontarle los puntos al Barcelona, que son muchos. Creo que todo eso te curte y te da un plus que es muy típico del jugador argentino.

-Y otro plus, en este caso, es tenerlo a Diego, ¿no?

-El es el ídolo máximo de todos y tenerlo ahí de técnico te da una motivación doble. Ayer después del partido nos dijo que estaba orgulloso de nosotros. Imaginate cómo te ponés cuando te dice eso...

-¿Qué te sorprende de él tras dos partidos?

-Que no cambió, por ejemplo, de la época en que lo conocí cuando yo estaba en Boca. Que te trata igual que siempre.

-¿Cómo motiva Diego?

-Habla y te hace sentir confianza en vos mismo. Y cuando salís a la cancha salís a jugar también sabiendo que lo hacés por él, que no le podés fallar.

-¿Es algo clave el aspecto anímico cuando hay poco tiempo de trabajo?

-Y sí... Cuando te juntás para estos partidos es difícil la tarea de armar el equipo porque casi no hay tiempo de trabajar. Por eso la motivación ayuda. Lo bueno es que ahora para las Eliminatorias vamos a poder entrenarnos juntos una semana y eso va a ser bueno tanto para Diego como para nosotros.

-Más allá de lo espiritual, ¿cómo te sentís dentro del equipo?

-Estamos muy bien con Javier, muy cómodos los dos con el doble cinco. Yo ya estoy totalmente acostumbrado porque lo hago en el Madrid también. De chico me gustaba más jugar solo en el medio pero el fútbol de hoy te pide jugar así y yo me adapto perfectamente.

-¿Creés que están bien aceitados con Masche?

-Nos complementamos bien. Ayer quedó demostrado. Y eso a pesar de que jugamos poco tiempo juntos. Pero con Javier compartimos la manera de ver el fútbol y por eso siempre nos acomodamos.

-Ayer se vio un buen funcionamiento de la defensa, de la contención en el medio... ¿Si se logra mantener eso, más la magia de los de arriba, se puede ser candidatos?

-Yo creo que sí, porque si vos sos sólido y te parás bien atrás, con los chicos que hay arriba estás para ser un gran equipo.

-¿Sobre todo por el momento de Messi?

-Leo te define un partido, como pasó ayer. Es el mejor del mundo y está en un momento buenísimo: hace todo bien. Hay que tratar de aprovecharlo y de disfrutarlo. Y ojo que también están el Kun, Carlitos, Lavezzi, Licha López...

-¿Cuánto falta para lograr amalgamar todo?

-Hay que ir tranquilos. Tenemos jugadores de gran calidad y podemos llegar muy bien al Mundial, con una base sólida. Podemos ser uno los mejores equipos del mundo.

Comentá la nota