"Podemos conversar con el FMI, pero nunca subordinarnos"

El ex presidente mostró un giro en su discurso, hacia un acuerdo con el Fondo.
El ex presidente y titular del PJ, Néstor Kirchner, encabezó ayer un acto en la ciudad de Córdoba donde reivindicó las políticas aplicadas desde 2003, a la vez que pareció confirmar los últimos pasos del ministro Amado Boudou cuando dijo: "Podemos conversar con el Fondo, pero nunca más vamos a subordinarnos al Fondo Monetario Internacional".

El mensaje sirvió a los sectores propios que ven con desconfianza un acercamiento hacia el organismo internacional. Unos minutos antes, Kirchner había anotado como un logro "cuando le dijimos chau al FMI", y fue ovacionado.

El ex presidente regresó a la ciudad de Córdoba luego de más de dos años y medio. El 24 de marzo de 2007 había encabezado el acto por el cual el centro clandestino de detención de La Perla se convirtió en un Museo de la Memoria.

Luego del conflicto con el campo, las relaciones entre la Casa Rosada y el gobernador Juan Schiaretti se resintieron, incluso, en las elecciones del 28 de junio pasado, el peronismo jugó dividido.

Ayer, en tono conciliador, Kirchner dijo: "Vengo a la Docta, como va a venir la compañera presidenta Cristina dentro de dos días a ayudar a gobernar al gobernador. No venimos a agraviar, venimos a tender una mano como lo hemos hecho desde 2003 con todas las obras que la Nación ha hecho en Córdoba y el pueblo lo sabe bien".

La apuesta del kirchnerismo local, encabezado por el ex secretario de Transportes de la Nación Ricardo Jaime y el intendente de Villa María, Eduardo Accastello fue llenar el Complejo Forja en el barrio Talleres de esta Capital. Y casi lo lograron, con unos 8.000 militantes que llegaron gracias al aparato partidario que movilizó cientos de micros y combis desde el interior y los barrios capitalinos.

Para dentro de la interna peronista, el acto cumplió su objetivo de superar a los 6.000 militantes el viernes pasado participaron del mitín del Día de la Lealtad, encabezado por el gobernador Schiaretti y su antecesor José de la Sota.

En el palco acompañaron al ex presidente, el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino; Accastello y el intendente de Villa Dolores Juan Manuel Pereyra.

Los organizadores pasaron un video en homenaje a Mercedes Sosa y Kirchner le agradeció su compromiso y lucha. Entre las banderitas argentinas repartidas a la militancia, se destacaba una pancarta del Partido Comunista.

Antes de comenzar el acto de Forja, Kirchner se reunió con representantes de organismos de Derechos Humanos. Es que ayer comenzó el segundo juicio contra el ex represor Luciano Menéndez. "La historia quiso que esté aquí el día en que comenzó el juicio a ese señor que violó la honra y la vida de los cordobeses, pero que ahora es sometido a la Justicia", señaló Kirchner".

En su discurso de sólo 14 minutos, Kirchner le dedicó un párrafo a la oposición: "Ojalá tuviéramos una oposición que nos marque las cosas que hacemos mal, pero nos critican las cosas que hacemos bien".

Comentá la nota