"Podemos brindarle equilibrio al Concejo Deliberante".

La lista de candidatos a concejales por el Acuerdo Cívico y Social en Merlo se abre con Mariano Stinga. Educación ambiental y participación comunitaria, las propuestas centrales de la campaña.
Mariano Stinga es un joven referente del Socialismo en Merlo. Este domingo, encabezando la lista del Acuerdo Cívico y Social, buscará ocupar una de las cinco bancas en juego dentro del Concejo Deliberante, donde el partido no tiene representación ya que la mayoría está fuertemente marcada por el Frente Justicialista y se completa con un sector radical emparentado al oficialismo municipal.

Oriundo de Remedios Escalada, Provincia de Buenos Aires, Stinga reside en la ciudad desde hace una década. En su tarjeta de presentación figuran los puestos ocupados como secretario General del Centro Socialista "Burita Flores" de Merlo y como congresal nacional del Partido Socialista. Pero los spots radiales de campaña también permiten delinear otro aspecto más personal del candidato, amante de la música y baterista. Con la emblemática "Todo un palo", de los Redonditos de Ricota, anuncia al resto de los integrantes de la lista: Adolfo Rial, Paula Áspera, Ana Laura Cesar y Gabriela Greising.

Comenzó a militar las filas socialistas en 1990, a través de la Fundación de Organización Comunitaria (FOC), colaborando con una red de jardines maternales en los barrios Villa Albertina y Santa Marta en el sur de la Provincia de Buenos Aires. "Me di cuenta de que tenía que comenzar a participar en política cuando los funcionarios me respondían con números y porcentajes si yo les hablaba nada más ni nada menos que de seres humanos en situaciones extremas de exclusión. Por esos años llegué a una conclusión: los organismos no gubernamentales debían interactuar con el Estado para poder resolver problemas de fondo como trabajo, educación y salud, y para eso había que acceder al Estado. La única manera de hacerlo era a través de la participación política. En los despachos gubernamentales debía haber funcionarios que estuvieran más conectados con la realidad y que entendieran la diferencia entre una abstracción numérica y una persona".

Tras esa experiencia, decidió apoyar la candidatura a diputado provincial de Pino Solanas por el Frente Grande, acercándose luego a la Izquierda Democrática y al Socialismo. "Me afilié porque es una organización política donde los lineamientos partidarios son el resultado del debate democrático de sus congresos, es decir, los lineamientos los ponen sus afiliados y no una cúpula minoritaria. Soy socialista más allá de una estructura partidaria; y creo firmemente en un sistema de organización donde se priorice lo colectivo por sobre lo individual", explicó.

-¿Cómo debería articularse la relación Provincia/Municipio?

- En principio debería articularse, cosa que hoy no sucede, y articular no significa ni ser dependiente, ni ser opositor, sino accionar para que los habitantes de cada rincón de la provincia tengan cubiertas las necesidades según las características y las decisiones autónomas de cada comunidad. No debemos olvidar que tanto el gobierno provincial, como los gobiernos municipales son elegidos por el pueblo para que trabajen en resolver los problemas de los ciudadanos.

-¿Cuál es su postura respecto a las obras públicas en la ciudad?

- La Villa de Merlo es una ciudad particular dentro de la provincia, dado que el afluente turístico y migratorio hace que la inversión privada supla en muchos casos las deficiencias de la inversión pública. El aporte a la renta provincial de los grandes emprendimientos privados de nuestra Villa debería generar una coparticipación que hoy no es tenida en cuenta. La coparticipación provincial con nuestro municipio, se basa en datos obtenidos en el censo del 2001, cuando la población y la construcción se han casi triplicado desde esa época. Por otro lado, las necesidades básicas de la población siguen sin cubrirse, quizás por desinformación, falta de articulación o mera falta de interés. Pero todo lo realizado en obra pública en cuanto a Salud y Educación, queda inutilizado en cuanto a lo que del recurso humano se trata. Escuelas y hospitales sin personal idóneo suficiente, o dependiendo de cooperadoras para su mantenimiento. Y si a eso se le suma la falta de cuidado de la ciudad por parte del Municipio, o si este debe esperar para arreglar sus calles el dinero del Gobierno Nacional, la situación deja a los ciudadanos en condiciones indignas.

-¿Cuales son sus propuestas en materia de protección ambiental?

-Sostenemos la prioridad de la preservación del ambiente para las generaciones presentes y futuras en el marco de un desarrollo equitativo y sustentable. Queremos garantizar el derecho de todos a gozar de un ambiente sano y equilibrado. La degradación ambiental no es una consecuencia ineludible de la actividad humana, sino una resultante del modelo de desarrollo vigente.

Tenemos como objetivos básicos en lo ambiental la mejora de la calidad de vida de la población; la compatibilidad de la planificación económica y social con la protección de los recursos naturales, culturales y paisajísticos y de la biodiversidad; la educación ambiental de la población, la participación popular en la cuestión ambiental, y la planificación y control integral de los recursos naturales no renovables.

Profundizaremos el compromiso del perfil ambientalista de nuestra ciudad. Y como propuesta concreta vamos a trabajar en la creación de una red de atención primaria de la salud ambiental que sea desarrollada por técnicos especializados para que trabajen directamente con los vecinos de cada barrio en lo concerniente a prevención y educación ambiental.

-¿Qué otros temas son prioritarios para legislar en la ciudad?

- Estamos ante el hecho de que nuestra sociedad se halla fragmentada: por un lado, se generan cada vez más organizaciones en pro del bienestar de diferentes sectores; y por otro, quien debe cumplir fundamentalmente con ese rol, que es el Estado. La relación entre ambos es cada vez más inestable. En este sentido creemos que se vuelve fundamental repensar esta fragmentación y proponer la integración de otros sujetos políticos, que surgen, en buena medida, como expresión de este quiebre entre la sociedad y el Estado. Sujetos encarnados en la mayoría de los casos en el surgimiento de organizaciones no gubernamentales de todos los tipos.

Una manera de propiciar la integración es mediante la creación de lo que los especialistas denominan como "espacios grises", es decir, espacios de tránsito de la Sociedad hacia el Estado y del Estado hacia la Sociedad, espacios públicos de carácter no estatal que al mismo tiempo son espacios civiles pero no privados, que permitan un nuevo diálogo. Para ello proponemos trabajar en la creación de un Concejo Económico, Político y Social que sea integrado por representantes de todas las organizaciones no gubernamentales, fuerzas vivas, cooperativas, partidos políticos y universidades, y que sirva como órgano consultivo y a la vez asesor de los poderes ejecutivo y legislativo, con una reglamentación clara que permita y asegure su correcto funcionamiento. Por otro lado entendemos que nadie conoce mejor los problemas de los barrios que los vecinos que viven en ellos, por eso creemos necesario implementar un presupuesto participativo donde se discutan las necesidades de cada lugar y sean sus habitantes los que decidan donde invertir los fondos públicos. De esta manera se pueden descentralizar y democratizar las decisiones sobre obra pública o desarrollo social y a la vez son los propios vecinos quienes comienzan a actuar como contralor de la gestión municipal.

- ¿Por qué deberían votarlo?

- Porque en nuestra concepción de la política, los vecinos no están votando a un candidato, sino a un conjunto de ideas representadas, en este caso, por trabajadores, profesionales y militantes de gran inserción social. También entendemos que la democracia se fortalece con el debate de ideas, se debilita cuando las voces que se escuchan son las de las mayorías que hoy nos gobiernan, porque una cosa es ser mayoría y otra cosa es tener que construirla. Si la gente nos elige debe tener la plena seguridad de que así como nosotros tendremos que convencer a las otras fuerzas de que nuestros proyectos aportan al bien común, los otros concejales van a tener que convencernos de la viabilidad de los suyos. Sabemos que podemos brindarle equilibrio al Concejo Deliberante porque creemos en el diálogo y no en la confrontación violenta e infructuosa que nada aporta a la solución de los problemas de la comunidad. Porque ser oposición es fácil, lo difícil es ser opción.

Ficha personal

Nombre y apellido: Mariano Carlos Stinga

Edad: 36 años

Estudios: Secundarios y Universitarios en curso (Técnico en Producción y Realización de Medios Masivos de Comunicación, UNC)

Ocupación: Operador de radio y productor artesanal.

Cargos públicos ejercidos: Ninguno

Comentá la nota