Son pocos los chochos con Cobos

Son pocos los chochos con Cobos
El diputado Rossi dijo que los intereses del mendocino son "absolutamente mezquinos" y el senador Pichetto que la permanencia de Cobos en el cargo "lesiona la democracia". Para Macri, si no renuncia "no va a poder ser candidato". De Narváez lo defendió.
Julio Cobos, el vicepresidente opositor, está una vez más en el ojo de la tormenta, luego del cruce que sostuvo con la presidenta Cristina Fernández. Desde el oficialismo, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, calificó de "absolutamente mezquinos" los intereses del mendocino, mientras que su par en la Cámara alta, Miguel Angel Pichetto, señaló que Cobos "lesiona los cimientos de la democracia" al negarse a abandonar la vicepresidencia. El gobernador tucumano, José Alperovich, fue más allá y afirmó que el vice "tiene que irse y renunciar, que sería lo más digno en este caso". Pero no sólo desde el kirchnerismo llegaron las críticas. El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, volvió a marcarle la cancha a Cobos: "Si se queda hasta el final, no va a poder ser candidato" a presidente en 2011, dijo. Sin embargo, su socio, el diputado por el peronismo disidente Francisco de Narváez, salió públicamente a pedirle al vice que se quede en su cargo.

A Cobos "no le interesa lo que le pase al país –aseguró Rossi–. Lo único que le interesa es poner trabas y palos en la rueda a la gestión de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner". El diputado señaló que "no hay ningún motivo institucional por el cual se mantenga en la vicepresidencia de la República. Lo que hay son intereses personales y políticos que son absolutamente mezquinos". El jefe de la bancada kirchnerista denunció a la "fenomenal oposición encabezada por el vicepresidente de la Nación", que, sostuvo, "ha contado en este caso con la inestimable ayuda del licenciado (Martín) Redrado y con una jueza que actúa, al menos, apresuradamente".

Según Rossi, Cobos "no solamente ha dejado de representar al Poder Ejecutivo ante el Congreso, no solamente es un dirigente opositor, sino que hace uso de la vicepresidencia para obstaculizar las iniciativas del Gobierno por el cual llegó a la vicepresidencia".

En el mismo sentido se manifestó el titular del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, al abrir el debate de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo que analizó el DNU con el que la Presidenta decidió remover a Redrado de la titularidad del Banco Central. El mendocino –denunció Pichetto– "lesiona los cimientos de la democracia" al encabezar la oposición desde el seno del mismo Poder Ejecutivo.

"Lo más lógico sería que el vicepresidente Julio Cobos renuncie si no está de acuerdo con el rumbo del Gobierno", fue más allá el gobernador tucumano José Alperovich. "No digo que alguien deba ser obsecuente, pero tampoco puede estar en desacuerdo con todas las decisiones que se toman, porque entonces tiene que irse y renunciar, que sería lo más digno en este caso", completó. El tucumano, incluso, aseguró que "el que traiciona una vez lo hará siempre" y que "ésta es la segunda" vez que Cobos lo hace. El diputado kirchnerista Ariel Pasini no se quedó atrás y, tras opinar que el mendocino "debe renunciar si dejó de compartir el proyecto político por el cual fue electo", lo acusó de ser "un usurpador del cargo".

Desde otra vereda política, Mauricio Macri volvió a meter baza en el asunto. "Ayer lo escuché a Cobos decir que se va a quedar hasta el final y eso contradice todo lo que se dice acerca de que él va a ser candidato." El jefe de Gobierno de la Ciudad sostuvo que "si se queda hasta el final, no va a poder ser candidato". El mendocino había asegurado que espera que la Presidenta termine su mandato para poder irse "juntos en 2011", en respuesta a las palabras de Cristina Fernández, que lo había acusado de no querer esperar hasta esa fecha para llegar a la Casa Rosada.

"En algún momento va a tener que tomar una decisión en término de su futuro –lo corrió Macri–. Va a llegar un momento, que será dentro de dos meses, seis meses o un año, pero no va a poder quedarse eternamente como vicepresidente en este rol de futuro oponente para las elecciones de 2011." De todas formas, el empresario aclaró que nunca le pidió la renuncia al vice. "Sólo me refería a que si él va a ser candidato, en algún momento va a tener que dar paso a ese rol, pero eso será en el futuro, cuando él lo estime, y no ahora", aclaró, para no "plantear un cortocircuito en un momento en el que todos tenemos que estar trabajando para proteger las reservas de los argentinos".

Sin embargo, su –todavía– socio Francisco de Narváez le pidió a Cobos que permanezca en su cargo. "Cumple un rol institucional muy importante y lo está haciendo bien, y creo que más adelante definirá finalmente cuál es su destino político", elogió el colombiano, que también aspira a la presidencia, a pesar de los obstáculos constitucionales que se lo impiden. "Hoy –insistió–, en este momento, la figura del vicepresidente es muy importante."

Comentá la nota