"En poco tiempo, el Parque será un hermoso recuerdo"

"El Parque no se cuida colocando un cartel diciendo que es el pulmón de la ciudad mientras los funcionarios avalan la desforestación", se quejó Leonardo Giorgetti, presidente de la Agrupación Comunal Transformadora (ACT). Lo hizo al referirse al destrozo de más de una hectárea de árboles, muchos centenarios, donde, se dijo, piensan construir una cancha de rugby.
No obstante, sostuvo que "esto es un error más de los gobiernos de turno, pero si no se toman medidas urgentes, en corto plazo el Parque Miguel Lillo no será más que un hermoso recuerdo"

Error mucho más grave

Giorgetti sostuvo que el problema del Parque Miguel Lillo no pasa por la desforestación que realizó el Necochea Rugby Club, como tampoco por la inoportuna y errónea decisión de un funcionario que lo hizo por todos los necochenses. "Esto no es solamente otro de errores técnicos y políticos que venimos soportando" dijo el presidente de la ACT y añadió que "si este fuera el único problema del Parque, estaríamos ante un panorama por demás alentador ya que con un reto y la renuncia del funcionario estaría todo solucionado".

Entendió que la nueva situación "es sólo una mancha más en la ineficacia que los gobiernos de turno han demostrado en relación a uno de los últimos orgullos de los necochenses: el Parque Miguel Lillo. Si no toman medidas serias y urgente, sin dudas estamos viviendo la crónica de una muerte anunciada y es probable que en pocos años más el parque pase a ser un hermoso recuerdo".

En ese sentido, el vecinalista dijo que "bastaría preguntar a los memoriosos sobre la masa arbórea de hace 30 años para saber cuánto ha mermado. Era imposible entonces poder ver desde la avenida 10 los médanos de la costa (hoy barrio cerrado), y esto es el mejor ejemplo de lo que venimos sosteniendo, el deterioro comenzó y estamos a tiempo de detenerlo".

Sin mantenimiento

Indignado, el dirigente político añadió que "basurales, cavas abiertas, alambres, motos, cuatriciclos y vehículos por dentro del parque son una constante" y "salvo en honrosas excepciones, sobre todo del sector privado, el parque no tiene intervención en función del cuidado y mantenimiento".

Para salvar el problema, Giorgetti estimó que "primero se necesita una fuerte decisión política por parte del Municipio. No se cuida el parque con un cartel al ingreso, diciendo que es el pulmón de la ciudad, mientras sus funcionarios avalan la desforestación. Tampoco poniendo a un amigo del intendente a cargo de la dirección, que ya ha demostrado ineficacia en otros cargos".

A modo de solución "se necesita contar con un plan integral de cuidado y manejo de ese paseo que permita el control de todo lo que sucede en el parque, fijando objetivos a corto, mediano y largo plazo. Objetivos que se puedan consensuar y cumplir, trabajando codo a codo con quienes desde un interés comunitario siempre han brindado su aporte al parque". Luego disparó: "Es el momento de contar con una política pública".

Para finalizar expresó que "puede que el detonante de una necesidad de implementar acciones rápidas en este tema haya sido lo que sucedió con el Necochea Rugby Clu, Sarasiba, Cárdenas y otros, pero grosero error se cometería si pensamos que este es el único conflicto que tenemos con el parque. Estamos a tiempo, solo falta que quienes tienen la responsabilidad, asuman el momento que vivimos", concluyó Giorgetti.

Comentá la nota