"Poco es lo que se puede esperar de Videla en lechería"

Maldonado manifestó que el nuevo subsecretario nacional forma parte de la cámara que firmó acuerdos que perjudicaron a los tamberos
El presidente de Cartez, Delfor Maldonado, consideró ayer que el campo no puede esperar mucho de la gestión del dirigente accastellista Arturo Jorge Videla como nuevo subsecretario de Lechería de la Nación. Y le reprochó formar parte "del riñón de Accastello y de la Cámara de Productores Lecheros de Córdoba (Caprolec), la entidad que el año pasado firmó acuerdos con el Gobieno que, a juicio del dirigente ruralista, perjudicaron a los productores tamberos".

Videla, quien la semana pasada fue designado subsecretario de Lechería mediante el decreto 1677 firmado por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, fue directivo de la Caprolec y además ocupó una función similar a la actual durante la gobernación de José Manuel de la Sota, en la que permaneció apenas dos meses, jaqueado por acusaciones de haber tenido un problema crediticio con el Banco de Córdoba.

"Pensar que el nuevo Ministerio de Agricultura es algo que hace más de 20 años que los productores venimos pidiendo, porque siempre dijimos que era la única forma que teníamos los productores de participar en el diseño de las políticas públicas para el sector agropecuario, pero está claro que, como este Gobierno hace años que no tiene una reunión de Gabinete, el Ministerio no es otra cosa que una herramienta para tratar de subdividir a los distintos rubros productivos de nuestro sector agropecuario".

Dijo al respecto que en ese sentido se entiende la transformación del INTA, que es un organismo tecnológico y se lo transforma en un organismo de diseño de políticas, y por lo tanto se preguntó "en qué nos puede ayudar en lechería una persona que está vinculada al riñón de Accastello, cuando han sido los enemigos del sector lechero y han sido aquellos que se han reunido siempre con el Gobierno para formular acuerdos que nunca se cumplieron y siempre perjudicaron a los productores tamberos".

"Realmente no nos da ninguna esperanza este Ministerio y mucho menos la gente que lo está integrando".

Acto del campo

En cuanto al acto que organizaría el campo para el 10 de diciembre, en consonancia con el recambio legislativo, Maldonado afirmó que desde Cartez se trabajará para que CRA lleve adelante la idea con el conjunto de las organizaciones que conforman la Comisión de Enlace.

"Nosotros creemos que hay que concurrir a Buenos Aires el 10, o el 8, o el 7, como un mensaje de apoyo a los legisladores: decirles ‘muchachos, acá estamos. El 28 de junio se decidió cambiar el Congreso porque hay que ponerle un límite al Poder Ejecutivo. Esa es la función que ustedes deben cumplir y acá está todo el pueblo que los respalda’", enfatizó, para añadir que a su juicio el acto debe hacerse, que ya se habló en CRA y también en la Comisión de Enlace de Córdoba. "Pero hay que ver si se dan las condiciones de que sea un acto en paz, sin agresiones. Y sería por dos temas, fundamentalmente: por la clara vigencia de un sistema republicano, democrático y federal, y sobre esto para que no haya provincias que tengan que estar mendigando frente a la Nación. Ese debería ser el marco de la convocatoria".

Consideró al respecto que el 10 de diciembre se producirá un hecho que el sector estaba esperando, que es la nueva composición del Congreso nacional. "Dentro del funcionamiento del sistema republicano nos parecía importante respaldar a los nuevos legisladores, como una forma de ponerle límites a un gobierno que se ha transformado en excesivamente autocrático. A pesar de la derrota electoral del 28 de junio, convengamos que este gobierno, que fuera elegido democráticamente, actúa como un gobierno tirano, de claras características autocráticas. Y la única forma de ponerle límites a un gobierno de este tipo es a través del funcionamiento de la República. Y para esto hay que respaldar al Congreso. De esta manera, los ciudadanos tendremos garantías de que el Gobierno no hará lo que él quiera si no lo que el pueblo quiere".

Resaltó, en ese sentido, que desde el kirchnerismo se propicia la figura del líder, que es una forma de gobernar y que hagan negocios "los amigos del poder, mientras el resto del país trabajamos. Y esto es lo que está ocurriendo en la Argentina. Se dicen progresistas de izquierda pero en realidad es una política de amigos. Una política de unos pocos".

Comentá la nota