Poco movimiento en el final de unas vacaciones atípicas

Poco movimiento en el final de unas vacaciones atípicas
Por la gripe A y la crisis, cayó el número de turistas en todos los destinos
Con poco movimiento de turistas, concluyeron ayer las vacaciones de invierno en casi todo el país. El balance de los principales destinos turísticos resultó bastante malo por el impacto de la gripe A y por la caída de las reservas internacionales como consecuencia de la crisis económica global.

En San Carlos de Bariloche, sin embargo, el receso invernal terminó con cierto alivio, ya que atrajo un poco más de turistas después de un principio de temporada regular. Los centros de esquí se mostraron conformes con el movimiento de visitantes de las últimas semanas, aunque el veredicto final es que no fue una temporada exitosa.

Al temor por el contagio de la gripe A y la crisis económica, se sumó la falta de nieve en Bariloche, que marcó una temporada "atípica", con un escaso movimiento de turistas, lo que repuntó un poco en las últimas dos semanas con la llegada de visitantes de Buenos Aires y de las principales ciudades del país.

En el cerro Catedral, "la temporada fue buena, pero no exitosa. Pasaron entre 7000 y 8000 esquiadores por día durante la semana anterior y esperamos que, en agosto, se supere la cantidad de esquiadores con la llegada de más nieve a la montaña", señaló a LA NACION Agustín De Bárbara, vocero de la empresa concesionaria Catedral Alta Patagonia.

El mayor centro de esquí de América latina tuvo hasta 50% menos de esquiadores respecto del invierno pasado, cuando se registró un récord de visitantes. Este año, la falta de nieve posibilitó habilitar sólo las pistas a partir de los 1200 metros.

En el cerro Chapelco, en San Martín de los Andes, se dio una situación particular debido a que se registraron durante la primera semana de vacaciones "índices de esquiadores superiores a los del año anterior", afirmó a LA NACION, Marcela Ferreiro, de Nieves del Chapelco.

En cerro Bayo, en Villa La Angostura, la situación fue similar, pero se vieron favorecidos antes de las vacaciones debido a que fue el primer centro de esquí habilitado en la zona de Río Negro y de Neuquén.

En Córdoba, por lo pronto, se vivió una de las peores temporadas. Según un informe de la Municipalidad de Villa Carlos Paz, durante los fines de semana la ocupación hotelera llegó como máximo al 60 por ciento. De lunes a viernes, se situó en el 30 por ciento. Algo similar ocurrió en otros lugares serranos.

Donde hubo un poco más de movimiento fue en Villa General Belgrano y en La Cumbrecita, zona que habitualmente es receptora de un turismo de mayor capacidad adquisitiva. Se caracteriza, también, por un calendario de eventos que captan visitantes.

En la costa atlántica, con centro en Mar del Plata, también se notó una merma de turistas. El regreso ayer por la autovía 2 estaba despejado a diferencia de otros años en los que suelen registrarse trastornos de tránsito.

No obstante, unos 300 vecinos de Chascomús decidieron manifestarse junto a la ruta, en protesta del pedido de autonomía de la localidad de Lezama.

Comentá la nota