De a poco mejoran algunos averiados

Las buenas nuevas para Miguel Angel Russo llegan de a poco desde el consultorio médico. En el ensayo futbolístico del viernes a la mañana, Santiago Solari, después de casi un mes de parate por culpa de un desgarro, volvió a darle a la pelotita. Fueron 40 minutos en los que se mostró totalmente recuperado. Ayer, el entrenador se fue con un par de alegrías: Juan Manuel Torres, quien se cortó su mano derecha (tras la derrota ante Colón le pegó una trompada a un vidrio), y Andrés Silvera, que en el partido con Banfield sufrió un esguince de rodilla izquierda, volvieron a entrenarse con normalidad.
Según el parte oficial de prensa, tanto el mediocampista como el delantero participaron de los distintos ejercicios que ordenó el preparados físico Guillermo Cinquetti. Y los hicieron con la misma intensidad que el resto de sus compañeros. También participaron sin inconvenientes de los trabajos con pelota. De todas maneras, es muy prematuro para decir si estarán en el partido que abrirá la fecha 8 del Apertura. Lo más factible es que Russo los guarde y no los haga jugar ante Arsenal para preservarlos de cara al trascendental partido del miércoles 8 de abril contra San Luis de Potosí por la Copa.

Los que seguro no estarán en Sarandí son: Fernando Meza (deberá ser operado de su hombro izquierdo), Cristian Tula (ayer realizó trabajos kinésicos), los operados Orion y Barrientos, los paraguayos Aureliano Torres y Jonathan Santana (jugando por las Eliminatorias; regresan un día antes), Bernardo Romeo (faltó con permiso del técnico) y los suspendidos Gonzalo Bergessio, Adrián González y Jonathan Bottinelli.

Comentá la nota