Poco interés de intendentes por mejorar la recaudación propia

Para el Gobierno, los distritos tienen esquemas impositivos obsoletos, que los hacen perder recursos.

A pesar de que acusan reducciones en sus ingresos y cada vez más piden ayuda para hacer frente a distintos gastos, los intendentes mostraron poco -o directamente nulo- interés en mejorar la recaudación propia. Esto a pesar de contar con un equipo técnico de la Provincia que les ofreció asesoría gratuita.

Según la opinión del Gobierno, el grueso de los distritos comunales tiene esquemas tributarios obsoletos, que los hacen perder recursos con los cuales podrían enfrentar mejor sus obligaciones, en un contexto en que al menos una docena de ellos destina la mayor parte de la coparticipación mensual al pago de sueldos.

Esto se manifiesta especialmente en los conceptos que los municipios cobran por alumbrado, barrido y limpieza. "Con lo que recaudan algunos, ni siquiera pagan el combustible para hacer funcionar a los camiones recolectores", graficó Ramona del Valle Figueroa, directora provincial de Relaciones Municipales.

El organismo a su cargo -dijo-propuso hace tiempo a los jefes comunales distintas estrategias para aumentar la recaudación. En este sentido, brindó algunas pautas para modificar las tasas y abordajes para incentivar a los contribuyentes.

Además, ofreció la asesoría de un equipo formado por ingenieros, abogados y contadores para el diseño de nuevas herramientas impositivas, sin haber tenido mayor eco: apenas algunas consultas aisladas que no se plasmaron en proyectos concretos.

Solamente la Municipalidad de la Capital quiso hacer una reforma estructural del sistema tributario, aunque para ello buscó la asistencia de una consultora especializada de Córdoba (ver aparte).

Figueroa explicó que las comunas podrían incrementar lo que perciben, por caso, por el impuesto Automotor.

Es que este concepto que cobra Rentas, se distribuye en la coparticipación de acuerdo con un índice en el que se tiene en cuenta el número de automóviles declarados en cada jurisdicción.

Pero la mayoría de las comunas tienen desactualizados los padrones, por lo cual reciben menos dinero. "Hay municipios que figuran con dos o tres vehículos declarados, por lo que reciben poca plata, y es algo fácilmente modificable", mencionó la funcionaria.

Para Figueroa, aunque las medidas que apuntan a modificar las ordenanzas impositivas pueden derivar en aumentos para los contribuyentes, dijo que los servicios ofrecidos por los municipios tuvieron mayores costos que deben ser reconocidos en las tasas.

Comentá la nota