Un poco de alivio para el campo.

Ayer, en nuestra ciudad y alrededores llovió 31 milímetros, situación que ayuda a mitigar la fuerte sequía que azota los diferentes cultivos y al sector ganadero en esta región como en otras zonas del país. El agua contribuirá para la recuperación de la soja de segunda y las pasturas.

Por su parte, para el maíz sólo aportará una mejora en los lotes de siembra tardía. En el casco urbano hubo calles donde se dificultó el tránsito en las primeras horas de la tarde.

Comentá la nota