El Pocho, la excepción entre 18 casos y un vacío difícil de llenar

Desde 1998 para acá, fueron muchos los jugadores propios (de las inferiores) e incorporados que intentaron reemplazar a Riquelme en Boca, pero el único que lo logró en nivel, peso específico y conquistas fue Insúa. A continuación, algunos de los otros 18 casos.
Ezequiel González

No rindió lo esperado con Tabárez en 2002. En 2003, arrancó bien con Bianchi, siendo titular en la Libertadores y el Clausura, pero luego se apagó y perdió el puesto. Matías Donnet fue un caso similar con Tabárez. No rindió como enlace, aunque luego el Virrey le cambió la posición en un 4-4-2 y Donnet convirtió goles importantes, uno de ellos a Milan, en Japón.

Guillermo Marino

Basile lo pidió y ahora tendrá una nueva chance en Boca, pero cuando fue titular en el Apertura 06 tuvo un rendimiento discreto.

Omar Pérez y los juveniles

El Pelado tuvo algunos partidos buenos, sobre todo en 2001, pero nunca se consolidó. Por el mismo camino estuvieron otros jugadores de la cantera, como Miguel Caneo y Jonathan Fabbro. También con César La Paglia y Carlos Marinelli, que habían llegado de Argentinos. Hoy, Nicolás Gaitán y Cristian Chávez buscan reubicarse para tener cabida en el equipo.

Pandolfi, Walter Gaitán y Dátolo

El Rifle Pandolfi jugó aceptablemente la Mercosur 2000, pero hizo muy poco. Walter Gaitán (2001) y Dátolo (2008) no anduvieron bien solos, pero sí como socios de Riquelme.

Las apuestas de Guly, Cagna y Vargas

En 2004 y 2005, el Chino Benítez no tuvo un 10 clásico y probó con Guglielminpietro y Vargas; antes, Brindisi había utilizado allí a Cagna.

Leandro Gracián

Llegó a pedido de Miguel Angel Russo para reemplazar a un gran Román en el Apertura 07. Pese a algunos buenos partidos, nunca logró estabilizarse.

Damián Díaz

El talentoso jugador llegó de Central en trueque con Franzoia, pero ahora emigró a Chile. Si bien tuvo pocas chances, tampoco las aprovechó.

Comentá la nota