Pocas sillas y muchas horas libres en el regreso a clases

Con la transformación de los octavos en primeros años del nivel medio se efectivizó la vuelta al sistema educativo de primaria y secundaria contemplado en la Ley Nacional de Educación (Len).
Su funcionamiento trae tanto novedades y expectativas como confusión al interior de las escuelas y no faltaron en la primera semana de clases los problemas de siempre, hijos crecidos de las postergaciones históricas, como el mal estado de los edificios, reclamos del sector docente o manifestaciones de padres exigiendo la igualdad de acceso a la educación.

En el marco de la transición, la nueva escuela debe responder a la reestructuración curricular al nivel de los contenidos; al reordenamiento de la planta funcional con la disposición de que los docentes afectados a otras tareas vuelvan al aula y a la redistribución de los espacios con la apertura de los primeros años en las secundarias.

Ante estos cambios, quedaron al descubierto dificultades organizativas como la superposición o los baches en los horarios que terminaron en numerosas horas libres, Y por otro lado, la incapacidad de las autoridades educativas para dar respuesta a las demandas de mayores recursos pedagógicos y mejoras en los establecimientos escolares de todos los niveles.

Directivos y docentes consultados reconocieron que hubo casos de chicos parados o dando clases en galerías y pasillos y también que hubo entrecruzamiento de horarios. “Tuvimos casos de profesores que entraron a un curso a la misma hora porque se les había asignado el mismo horario”, admitió la directora del Martín de Moussy, Gladis Ledesma.

También el jefe de preceptores del Bolp 9, Gerardo Caballero, evidenció que hubo horas libres en la primera semana. Ambos confiaron en que a partir de mañana ya se normalizará el panorama que es similar en otras instituciones.

Qué se enseña

En cuanto a los temas a enseñar, docentes explicaron que el cambio en el currículum sólo se da en el primer año de secundaria. Los demás cursos siguen con el sistema de EGB 3 y Polimodal. Mientras que los programas de primaria no cambian y se ajustan a los Núcleos de aprendizajes prioritarios (Nap) propuestos por la Ley Nacional.

La novedad para el primer año es que las grandes áreas como Ciencias Naturales y Ciencias Sociales se desdoblan en disciplinas puras como la Biología y la Física y Química y para las ciencias humanas, en Geografía e Historia.

Los docentes se mostraron satisfechos por esta vuelta a las disciplinas, que también significan un incremento de horas y un reconocimiento a la capacitación. La profesora de Biología, Diana Cordera opinó que el cambio será bueno. “Se mejora la calidad de los contenidos y se rompe con la fragmentación que hacía que los chicos tengan tantos trayectos como escuelas hay”. Y explicó, “desde ahora el ciclo básico será común a todas las escuelas, con el sistema de modalidades y orientaciones las escuelas enseñaban chino y no había diálogo posible entre lo que se aprendía en una escuela y en otra”, advirtió.

El profesor de Historia Atilio Duarte planteó que volver a las disciplinas es recuperar las formaciones de los docentes. “Hubo mucho manoseo de la profesión, el sistema educativo permitió que se avasallen los campos de trabajo, se crearon horas sin presupuesto, algunos colegas perdieron la ocupación y hubo que capacitarse más y volver a estudiar para dar materias para las que no estábamos preparados y por otro lado, gente que no tenía preparación avanzó”, dijo.

Quiénes enseñan

Este año trajo además la disposición del CGE de que todos los docentes que estaban afectados a distintas tareas vuelvan a las aulas. Desde la cartera señalaron que no significó una movilidad de los profesionales que están afectados a otras tareas por cuestiones de salud o de edad que deben completar los trámites para continuar en sus puestos. Sino un “aprovechamiento de los recursos humanos disponibles en un año en que no se harán nuevas designaciones”.

En las escuelas este proceso se da con cierta normalidad, directivos y docentes expresaron que no hubo inconvenientes, si bien todavía no se superó el temor a quedar en disponibilidad. Las escuelas plantean un año destinado a las capacitaciones y a la reconstrucción del rol docente como guía pedagógico y autoridad dentro del aula.

A quiénes

Docentes advirtieron que “como nunca” se disparó este año la repitencia, muy marcada en los séptimos y octavos, que llegó a superar el 30 % del alumnado en la secundaria.

Lo que vino después es un problema que todavía tiene a padres buscando bancos para escolarizar a sus hijos. Es que con el cierre de los séptimos en las secundarias, los repitentes tuvieron que buscar banco en las primarias, situación que desató la carrera de los padres por conseguir lugares en las escuelas céntricas y cuando éstas estuvieron colmadas, llegaron hasta Garupá. Así lo señalaba el director de la Escuela 828, Carlos Franzen, que dijo que recibió a chicos de Posadas.

El CGE dio a conocer a fines de febrero la resolución que permitía la promoción de los estudiantes de séptimo con dos materias previas y por única vez, lo que cargó más aún las aulas superpobladas. Pero la sorpresa de los escolares de las escuelas privadas fue que éstas no consideraron la resolución del Consejo y no inscribieron para los primeros años a los chicos que adeudaban materias.

El diputado Miguel Ángel Molina pidió que se unifiquen los criterios de promoción. “Deben establecerse de manera común y ser igual para todos los que conforman el sistema educativo para que no se cometan arbitrariedades”, señaló.

“No se trata de que el criterio que se establezca dé la razón a unos o a otros sino de garantizar la igualdad a los ciudadanos en su itinerario educativo”.

Protestas de padres por el mal estado de los edificios o por el encarecimiento de la canasta escolar se hicieron oír cortando calles y hasta tomando una casa. Al mismo tiempo, docentes piden que los adultos se involucren en la educación de sus hijos y les inculquen valores.

Los desafíos

La Ley de Educación Nacional extiende la obligatoriedad de la escolaridad a la secundaria. Busca superar problemas de fragmentación y desigualdad social y educativa.

Superpoblación y más problemas

POSADAS, ELDORADO Y MONTECARLO. Las escuelas siguen esperando respuestas del CGE para la ampliación o refacción de los edificios. En la Escuela 48 de Posadas se espera la construcción de salones, este año

dos segundos funcionan en el mismo salón con una matrícula de casi 60 chicos y dos maestras.

En Garupá, al menos 100 chicos están sin clases por un reclamo de padres de abrir una escuela más cercana a sus domicilios.

En distintas localidades hay escolares que todavía no comenzaron las clases, en Iguazú padres reclamaron que al menos 100 estudiantes se quedaron sin bancos en los primeros años.

En la 202 del barrio Santo Domingo de Eldorado, las clases aún no han comenzado, debido al pésimo estado del lugar. La escuela funciona dentro de un quincho comunitario. La directora Angélica Rejala elevó una nota a las autoridades educativas, en la que precisó que “los padres solicitan, junto a los directivos, la prórroga para el inicio de las clases por el término de 10 días hasta tanto se acondicione el lugar donde funcionará transitoriamente la institución”.

En la 604, también de Eldorado las clases comenzarían mañana. En la semana, efectivos de Gendarmería y padres estuvieron acondicionando los baños.

La misma situación de vulnerabilidad sufren los chicos de la 675. Los primarios irán a clases pero las salas del jardín están en desuso debido a las muy malas condiciones. La secundaria más populosa de Eldorado, la Normal 11, abrió aulas satélites debido a la enorme cantidad de estudiantes que se quedaron sin asientos.

Todavía está en duda el inicio de las clases para mañana, por la falta de sillas y mesas.

En Eldorado hay aproximadamente 500 alumnos que no tienen lugar, debido a que las aulas están superpobladas y la falta de más escuelas secundarias.

Larga espera

En la Escuela 467 del Kilómetro 8 de Caraguatay hace cinco años que esperan edificio y hace una semana que están sin clases.

Los padres que habían tomado la escuela se reunirán mañana con los docentes para organizar el dictado ya que el viejo edificio sólo tiene tres aulas utilizables, se buscarán espacios alternativos.

Comentá la nota