Pocas expectativas, y preocupación en el presidente de la Asociación Rural

“Las expectativas de lograr mejoras son bajas”, admitió el presidente de la Asociación Rural de Chivilcoy, al referirse al encuentro que hoy mantendrá la Mesa de Enlace con la ministra de la Producción, Débora Giorgi. Por otro lado dijo que les preocupa el clima que se ha instalado, con las entidades a punto de ser desbordadas por los productores.
Mientras se lleva adelante el paro, con cese de comercialización; en las últimas horas trascendieron algunas propuestas que lanzaría el Gobierno. En carnes aceptaría reducir retenciones al 10%, pero sólo para los cortes de exportación; y se replantea el Plan Ganadero, para estimular el engorde de novillos más allá de los 400 kilos. Al respecto el titular de la Rural señaló que “aparentemente para el productor que tiene ganado de cría no hay nada. Va a llegar el momento que no van a tener ganado para engordar. Hay que apuntalar al criador para que retenga los vientres. Se están liquidando vacas, no sólo por la sequía, sino porque no es rentable tener vacas”.

En granos el Gobierno no estaría dispuesto a hablar de retenciones a la soja, pero aceptaría revisar la política de la ONCCA para el trigo: se pagaría al productor el precio “lleno”. Al respecto el dirigente dice: “A eso se apunta en trigo. Son alrededor de 200 pesos por tonelada que no recibe el productor. Esto sería un incentivo para que el productor piense en sembrar trigo, porque al precio de hoy van a tener que importar trigo para hacer harina”.

Otra medida para los tambos sería un subsidio de 10 centavos por litro a los pequeños productores. Fernández Cagnone dice: “Sería para tambos de hasta 3.000 litros de leche por día. Es un aliciente. De 75 centavos pasaría a 85. No llegaría al peso que anunció la presidenta el año pasado”.

“Los tambos están desapareciendo. En el último remate que hubo en la Rural se vendieron muchas vacas que estaban en producción”.

El dirigente reconoció que “con la experiencia de un año de esperar soluciones, no son buenas las expectativas con las que llegamos a la reunión”.

Martín Fernández Cagnone remarcó su preocupación por la situación: “En la ruta estuvimos con productores de Chacabuco y Saladillo. Coincidimos en que las expectativas son pocas, y el ambiente está muy caldeado. No sabemos qué va a pasar, porque los productores van a desbordar a las entidades”.

“Creo que el Gobierno debe tomar consciencia de que algo debe ceder”.

“Dicen que no se pueden tocar las retenciones por el gasto público, entonces uno pide que se bajen los sueldos, que dejen de mantener vagos, que fomenten el trabajo y la Argentina va a cambiar; pero mientras sigamos con la política clientelista, de sacar votos a fuerza de dar limosna a la gente, esto no va a mejorar”.

Comentá la nota