Poca participación social, pero muchas propuestas para sumar al anteproyecto de Ley de Educación Provincial

Ayer se realizó el último encuentro para debatir la propuesta oficial. El Sureño recorrió cinco de las nueve escuelas de Río Grande donde se realizaba el análisis. Los aportes, críticas y sugerencias que surgieron durante cinco encuentros a la iniciativa del gobierno.
El objetivo era acercar a la comunidad el anteproyecto del Gobierno para la futura Ley de Educación de Tierra del Fuego. Una de las tantas propuestas que en pocos meses llegarán a la Legislatura. Estuvo a disposición de padres, docentes, gremios, instituciones sociales a lo largo de cinco sábados. Pero la participación social en Río Grande fue muy pobre salvo en uno de los colegios. Aún así, desde las escuelas surgieron propuestas concretas de la gente que si se animó a dar su aporte.

El Sureño recorrió, ayer, cinco de las nueve instituciones donde se debatía por última vez para conocer algunas de esas propuestas. Coincidieron -a excepción de la Escuela Experimental «Los Cauquenes»- en la falta de presencia de la sociedad.

Pero ¿por qué no hubo participación?, también hubo coincidencia de opiniones en la mayoría de los casos. Apuntaron a la falta de difusión, pero en un sentido más práctico, para acercar a la comunidad a los contenidos y los objetivos de la Ley.

«Se hizo publicidad de los espacios donde se iba a debatir, pero poco se habló de la intención de estos encuentros. Si se hacía para la comunidad, para quién de la comunidad», destacó Jorge, docente del Centro Terapéutico Educativo, quien también reflejó que «hay una gran incredulidad en todo lo que el Gobierno propone, pasa mucho por una cuestión de escepticismo y pesimismo».

Educación Superior

La Escuela Nº 14 fue el lugar elegido para debatir sobre Educación Superior, pero en la reunión de ayer sólo se encontraban las coordinadoras María Elena Ventura, quien además es directora provincial del área, y la docente Alicia Olguín. A lo largo de los cinco sábados no se acercaron más de ocho personas a realizar sus aportes, todos padres de estudiantes.

«En forma general hubiéramos esperado mayor participación de la comunidad en general, no obstante creo que todos los que han estado interesados en manifestar alguna idea para que sea contemplada en el proyecto se han acercado y pudieron hacer sus aportes», manifestó Ventura.

Ahora las docentes trabajan en función de «recoger toda la información que se ha logrado y que sirva para armar el anteproyecto definitivo que luego irá a la Legislatura».

Las coordinadoras coincidieron en que hay en la sociedad fueguina un «desinterés por muchos otros temas» y no sólo se demuestra en este caso. Aunque remarcaron que «ejercicios como este sirven para que poco a poco vayan sumándose a este tipo de posibilidades de participación».

Especial

El Centro Terapéutico Educativo fue el espacio para hablar sobre Educación Especial. Durante los encuentros, en la mayoría de los casos se reunieron los docentes de la propia institución. Algunos padres sólo se acercaron en algunos de los sábados pero también destacaron la falta de participación sobre este tema, del que siempre se habla como la «gran deuda» de la sociedad fueguina.

Jorge, docente del Centro Terapéutico resaltó el hecho de que no contaron con la presencia de muchos padres. Aunque sí participaron docentes y profesionales. «Han venido en algunos encuentros algunos padres pero muy pocos», dijo.

Las diez personas presentes, ayer, eran docentes de la propia institución más dos coordinadoras que no pertenecían al área; tampoco participaron maestros especiales de otras instituciones ni había referentes del área gubernamental de Educación Especial.

A lo largo de los encuentros trabajaron en aspectos que -consideran- no estaban en principio bien redactados, y no contemplaban aspectos que incluso existen hoy en educación especial.

En este sentido un ejemplo es que en el anteproyecto de Ley no figuran dentro de Educación Especial los centros terapéuticos que funcionan en la provincia. «Es básico, si se hace una Ley hay que tener en cuenta en primer lugar lo que ya existe o plantear modificaciones y propuestas pero no obviar lo que está», dijo.

Además sumó que «se ha hecho mucho hincapié en lo que es estimulación, los aspectos cognitivos; ya que se enfoca mucho a lo físico y lo intelectual, pero no se piensa mucho en el chico que sufre, vemos eso y se esta pensando en enfocar más a la estimulación».

Escuela 23

En la Escuela Nº 23 se debatía sobre todos los niveles. Pero ayer sólo se encontraban su directora y dos coordinadoras del Ministerio de Educación. Los encuentros a lo largos de estos sábados no tuvieron gran participación «a algunos encuentros vinieron papás y a otros algunos docentes, también en una oportunidad gente del SUTEF, se pudieron trabajar algunas propuestas», comentaron.

Trabajaron en la corrección de palabras o términos y modificación de algunos artículos. Dos mamás acercaron la propuesta de escuelas de educación social para realizar aportes.

Pero no más de 20 personas pasaron entre todos los encuentros, algunos más, otros menos. Las directora del establecimiento consideró que no hubo buena difusión del objetivo de los debates ni de la propuesta oficial ya que entendieron que para debatir algo «hay que tener un nivel de conocimiento de la propuesta, faltó un punto de partida, una buena base para generar el debate», dijo.

Pocos padres, muchas ideas

En la Margen Sur los propios padres e instituciones del sector pidieron, especialmente, que unas de las Escuelas donde se propicien charlas para hablar de la Ley sea la de su comunidad, la Escuela N º 4. Pero ayer sólo se encontraban tres coordinadores del Ministerio, y dos padres, pero de otros barrios de Río Grande.

María Laura Alves, referente del Ministerio de Educación se detuvo en ese punto: «nos encontramos con poca concurrencia de padres y es llamativo porque fueron convocados, ya que de hecho pidieron que también en la Escuela 4 se dé el espacio, se concedió, y nos encontramos cada sábado con dos papás que no pertenecen a la comunidad de la Margen Sur». A pesar de ser pocos, estas personas lograron un debate muy rico, por lo que el saldo para todos sin dudas fue «positivo».

Una de las madres que se acercó a la institución fue Griselda Barrios, quien se define como una «ciudadana muy comprometida con lo que sea la ciudad» y de ahí su participación, junto a otro padre en los debates en la Escuela Nº 4.

«Me pareció que era fundamental poder intervenir en esto porque es lo que nos va a manejar en el futuro, siempre nos quejamos de la educación pero cuándo intervenimos», se preguntó.

Griselda pidió un «cambio rotundo» del primer artículo del proyecto de ley presentado por Gobierno. «Habla de propósitos y no habla de una adhesión total a la Ley Nacional de Educación. Si nosotros hacemos una ley provincial, copiamos casi textual la norma nacional, pero obviamos artículos muy importantes como el derecho de los padres a elegir la escuela de sus hijos, o a conformar el Consejo Provincial de Educación y, por ejemplo, dentro del tiempo de clases se eliminan los 180 días de clases y sólo se habla de horas dependiendo de la modalidad», explicó en detalle.

Otra de las cosas que puntualizó es que «el séptimo debería volver a la escuela primaria, A mí me parece, he sido maestra en esos niveles, que los chicos todavía no han logrado el despegue para dejar a la maestra y encontrarse con el profesor».

La excepción

En la escuela Experimental «Los Cauquenes», ayer, había 17 personas debatiendo. En algunos encuentros hubo más de 30 lo que representa todo un record en los encuentros que se desarrollaron en esta ciudad.

En la institución debatieron sobre cuestiones que tienen que ver con las innovaciones y planteos no tradicionales, desde la escuela ya habían expresado la sensación de que al proyecto del Gobierno le faltaba fuerza en este sentido y en algunos casos no estaban contemplados, como la Ley Nacional promueve.

«Nuestra tarea, en estos sábados, fue hacer ese análisis, leer el anteproyecto y la Ley Nacional y desde nuestro lugar de maestros y de padres ver qué aportes podíamos hacer», dijo ayer. Cecilia Rodríguez, directora de la escuela

El moderador del Ministerio de Educación, Agustín, aportó que en «Los Cauquenes» se han particularizado las propuestas en función de las iniciativas de la propia institución. «Cada grupo ha hecho propuestas de acuerdo a sus intereses, también de los docentes en las jornadas especiales».

Marcela, mamá de la escuela experimental participó de los cinco encuentros. «El clima que se vivió fue muy lindo, acorde a lo que es la escuela que es un colegio elegida por los papás para nuestros hijos y la participación creo que también se debió a eso, a que nosotros participamos constantemente», expresó.

Comentá la nota