"A muy poca gente le interesa lo político".

El gobernador recorre los barrios de la ciudad y advierte que no hablará de las elecciones.
Por primera vez desde que se inició la campaña electoral, el gobernador, José Alperovich, no estuvo acompañado en la recorrida matutina por alguno de los principales candidatos a senadores o a diputados. Incluso, de los cinco suplentes que integran las listas, sólo dos participaron de la inauguración de soluciones habitacionales en el barrio San Francisco. Y uno de ellos fue el propio mandatario (primer candidato suplente a senador) y el ex legislador Aldo Salomón (primer postulante suplente a diputado)

En recorridos anteriores, el gobernador estuvo acompañado por el candidato a senador en segundo término, Sergio Mansilla, o por el primer postulante a diputado, Osvaldo Jaldo. Incluso, en el inicio del asfaltado en Yerba Buena, hasta Beatriz Mirkin (segunda suplente a la Cámara Alta) apareció en público. Ayer, empero, en el barrio San Francisco (Rufino?Cossio y Américo Vespucio) bastó con la presencia principal del gobernador para que los vecinos prometieran el voto al Frente para la Victoria.

Claro que Alperovich y Salomón no estuvieron solos durante la inspección de las obras. Junto a ellos caminaron el vicegobernador, Juan?Manzur, el ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Gassenbauer, el titular de la cartera de Salud, Pablo?Yedlin, el presidente del ente de Infraestructura Comunitaria, Rolando Alfaro, el secretario de Relaciones Institucionales Empresariales, Mauro Castagneri, y el subsecretario de Regularización Dominial y Hábitat, Gustavo Usandivaras.

Como viene haciendo en las últimas presentaciones, el mandatario optó por no opinar de la oposición y dijo que el debate político no le interesa a la gente. "Yo estoy muy preocupado en seguir trabajando fuerte; vos te das cuenta acá de que la parte política a muy poca gente le interesa, a muy poca gente.?Cuando vos caminás por esta zona hay otras necesidades, otras prioridades en la gente que la parte política", afirmó.

"Hicimos 22.000 soluciones habitacionales, pero falta mucho. Está el problema de la seguridad, del dengue, de las cloacas, de los caminos.?Hay que seguir cumpliendo con la gente; no fallarle. La gente ha vuelto a pedir trabajo; y bueno, hay que seguir, porque esto no se soluciona de un día para el otro", dijo. Alperovich ingresó en tres viviendas semiconstruidas y dialogó con los dueños de las casa. "Estamos hace casi seis años trabajando duro y nos falta tanto... No estoy conforme, nos falta mucho; esa es la verdad", reflexionó.

Comentá la nota