Pobreza: Iglesia presentó proyecto de ingreso universal por niño

La Iglesia elevará al Gobierno y al Parlamento un proyecto propio que establece un ingreso universal a la niñez, confirmó hoy el titular de la Comisión de Pastoral Social del Episcopado, Jorge Cassaretto, tras recibir a los líderes opositores Elisa Carrió y Gerardo Morales.
Precisamente, los referentes del Acuerdo Cívico y Social les presentaron su propuesta de asignación universal a Casaretto y al responsable de Cáritas, Gabriel Castelli, y cuestionaron el plan que elabora el Gobierno nacional en ese sentido.

Luego de la reunión, los dirigentes opositores y los referentes del Episcopado reconocieron que existen diferencias entre los distintos proyectos, pero coincidieron en que la reunión fue "exitosa", en el camino de la profundización "del intercambio y el debate".

"El ámbito de discusión debe ser el Congreso", sostuvo Casaretto en declaraciones a la prensa, al término del encuentro que se extendió por más de una hora en la sede del Episcopado, en Suipacha 1032, de esta Capital.

Según consideró, "el tema está instalado y es una preocupación de todos, pero se debe evitar todo tipo de polémica, para poder sumar voluntades".

Casaretto evitó opinar sobre el proyecto que presentará el Gobierno de Cristina Kirchner, al asegurar que no tenía "detalles" sobre esa iniciativa.

"No se trata de un subsidio, es un derecho. Los que tengan trabajo formal recibirán el ingreso a través de las asignaciones familiares, en tanto que los que no tengan trabajo formal también lo harán" a través del plan Básico para la Igualdad y la Equidad en la Niñez (BIEN), afirmó el prelado.

Por su parte, Carrió y Morales evitaron hablar de la iniciativa de la Iglesia pero cuestionaron la del Gobierno nacional al subrayar que es "clientelista".

"Si se aprueba el proyecto del Gobierno, vamos a terminar con los nenitos de tres años en el acto de (Néstor) Kirchner con un choripán", subrayó la titular de la Coalición Cívica-ARI, y resaltó que el encuentro con los referentes del Episcopado "fue muy agradable".

La diputada electa por la Ciudad de Buenos Aires detalló que la propuesta del Acuerdo plantea un Ingreso Universal a la Niñez "independiente de la situación social de los padres".

Es decir, que la propuesta de ese sector opositor plantea otorgar el subsidio a todos los menores de 18 años, más allá de las asignaciones familiares que sus padres reciban por el trabajo formal.

"Le mostramos a la Iglesia las trampas del Gobierno", aseguró Carrió.

El jefe del radicalismo, por su parte, evaluó que el proyecto oficialista busca "seguir eligiendo a quién se le da un plan".

"El Gobierno quiere mantener a los pobres de rehenes", se quejó Morales en declaraciones a la prensa, pese a que aún no se conocieron los detalles del proyecto del kirchnerismo.

En la polémica por el ingreso universal a la niñez también entró el diputado reelecto por Unión-PRO, Francisco de Narváez, que aseguró que no coincide con "algunos puntos" del proyecto de la Iglesia.

"Sin dudas, el debate por la niñez y la pobreza es el más urgente pero algunos puntos del proyecto no coincidimos pero sin dudas debemos avanzar en la búsqueda del consenso para sancionar la mejor ley que de protección a nuestros niños y a los más pobres", resaltó De Narváez.

A su vez, el diputado electo por Buenos Aires, Martín Sabbatella, consideró que "debe alcanzar a todos los trabajadores en blanco, en negro y desocupados".

"Es importante el aumento de las asignaciones familiares, pero la medida es insuficiente ya que sólo alcanza a la porción de asalariados en blanco", señaló Sabbatella, en línea con la propuesta del Acuerdo Cívico.

Comentá la nota