Pobreza / En Córdoba En el interior creció la demanda social

Intendentes oficialistas y opositores coincidieron en asegurar que este año hay un 20% más de reclamos de carecientes.

Alejados de las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) que no muestra esta realidad en sus estadísticas, intendentes peronistas y opositores coincidieron en que durante este año en el interior de Córdoba creció un 20 por ciento la demanda de asistencia social de parte de personas carecientes.

Los intendentes también reconocen que esta realidad que impacta en un aumento en la cantidad de pobres –que no es reconocida por las estadísticas oficiales– seguramente se agravará en los próximos meses.

Por esta situación, la mayoría de los intendentes decidieron un incremento en las partidas para el área social en el presupuesto para el año próximo.

Según los jefes municipales, en el interior ya se comenzó a sentir una disminución de la actividad económica, generada primero por el conflicto con el campo y ahora agudizada por la crisis financiera internacional.

El intendente de Oncativo, el peronista Osvaldo Vottero, reconoció que durante este año creció un 20 por ciento la demanda de asistencia social en su ciudad, ubicada en una de las zonas más ricas de Córdoba. "La realidad de Oncativo no es la misma que en otras localidades, pero sin dudas que ha crecido la demanda social, especialmente en el servicio de salud. La incipiente recesión económica que comenzó durante el conflicto con el campo, ahora se agravó por la crisis internacional y se está sintiendo en todos lados", afirmó el titular del bloque de intendentes oficialistas de la Mesa Provincia-Municipios.

En Oncativo, una de la ciudades donde el índice de desocupación es el más bajo de Córdoba, más de 600 familias reciben ayuda alimentaria. Este programa social ahora se realiza a través de una tarjeta social, reemplazando a los fondos en efectivo que se entregan hasta el mes último.

"En mi ciudad hay una masa crítica de alrededor de 600 familias que reciben asistencia alimentaria. Pero, por fuera de este grupo, han crecido los reclamos por asistencia en salud y pedidos de medicamentos. La crisis económica siempre impacta primero en los más pobres y es lo que se está empezando a sentir", argumentó el oficialista Vottero.

Desde la vereda opositora, los intendentes radicales y del Frente Cívico y Social también registran un incremento en los reclamos de asistencialismo.

El minaclaverense Alberto Giménez, titular del bloque de intendentes radicales, pintó una situación similar a la que describió el oficialista Vottero. "En Mina Clavero, como en el resto de la provincia, la demanda social creció un 20 por ciento. Sabemos que hay otras regiones más carecientes como en el norte provincial, donde esta cifra puede ser mucho mayor. Reclamos en el área de salud, desalojos y pedido de trabajo son los reclamos puntuales que se han incrementado durante este año. Lo preocupante de esta situación es que todo indica que se va a agravar en los próximos meses", dijo Giménez.

En la misma línea de razonamiento, el intendente de Jesús María, Marcelino Gatica (Frente Cívico y Social), coincidió con la cifra del 20 por ciento de aumento de asistencialismo.

Para el intendente frentista, la situación social se agravó por el aumento de la desocupación. "La demanda mayor es en el sistema de salud. La gente reclama atención gratuita y medicamentos. En Jesús María tenemos detectadas a 1.200 familias que tienen severos problemas de pobreza. Ese sector lo tenemos controlado, pero por otro lado, por el crecimiento de la desocupación, se incrementó la demanda de otros sectores. El año pasado no había en el municipio gente pidiendo trabajo. Esto ahora es una realidad de todos los días", se sinceró Gatica.

Comentá la nota