"Pobre de quién actúe violando las leyes", advirtió el ministro de Gobierno a policías

Así lo subrayó durante su mensaje en el acto de egresados de la trigésima segunda promoción de oficiales ayudantes del Instituto Superior de Formación Policial

Tras señalarles a los hombres de la Policía de la Provincia la enorme responsabilidad que implica que el pueblo les confiera su seguridad y protección en ellos, el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González, también les advirtió, "sin importar la jerarquía", enfatizando: "Pobre de aquel que manche su uniforme violando las leyes".

Así lo subrayó durante su mensaje en el acto de egresados de la trigésima segunda promoción de oficiales ayudantes del Instituto Superior de Formación Policial, ceremonia presidida por el vicegobernador Floro Bogado, junto al presidente alterno de la Legislatura, Armando Cabrera.

Fue en esa ocasión en que el ministro González subrayó la importancia que tiene el hecho de que cada efectivo haga propio el "sentido de pertenencia, para que ejerzan su función policial con altura y dignidad en cada lugar de la provincia".

Aludió a las "importantísimas inversiones realizadas en materia de infraestructura y equipamiento no tienen parangón en la historia provincial", como también el "reconocimiento histórico, que no tiene precedente alguno, de brindarle al personal policial, una nueva estructura salarial, la cual ha significado llevar la equidad, transparencia y la justicia, a cada uno de los salarios, y que se cobre lo que corresponde por el trabajo realizado", marcando que idéntica decisión se hizo extensiva al personal retirado y pensionado, quienes también han sido beneficiados con esta nueva estructura salarial.

Indicó sin embargo que "todas estas cuestiones materiales no serán suficiente si no tenemos en cuenta que lo primero y fundamental dentro del modelo formoseño, es que las mismas están destinadas al ser humano".

Les marcó González que "quienes conforman la fuerza constituyen la piedra basal sobre la cual se construye la institucionalidad policial", entendiendo que "en los valores morales y espirituales e intelectuales de cada hombre y mujer de la policía, se construye esta institución, aptitudes que traemos de nuestros hogares y también aprendido en su formación en este lugar".

Otra faceta que les señaló tuvo que ver con que "la carrera que han elegido está llena de satisfacciones, aunque también exige grandes sacrificios. No olviden que en esta institución existen mártires que ofrendaron lo más valioso del ser humano: su vida".

El ministro los instó "a llevar el uniforme con la dignidad de hombres y mujeres libres. No permitan que nadie los manche".

"El sable que recibieron representaba la autoridad que le otorga el pueblo de Formosa para su protección", sostuvo, aunque también les significó que "no olviden jamás que si bien la autoridad la tienen en una mano, en la otra tienen la Constitución Nacional y la Carta Magna Provincial, que son la que guían la utilización de la autoridad", advirtiendo aquí: "Pobre de aquel que manche su uniforme violando las leyes y normas", enfatizando que "no importan las jerarquías que tenga, igual no permitiremos que se tuerza el camino de honor de una institución digna como la Policía de la Provincia de Formosa".

Comentá la nota