La población sigue indignada por la falta de previsión en materia energética

La crisis que comenzó con la avería de un transformador en la estación de Paso la Patria terminará cuando el equipo esté nuevamente en funcionamiento, mientras tanto las tres provincias afectadas del NEA deberán seguir ahorrando energía, lo que implica cortes programados.
Los usuarios han manifestado su enojo por las reiteradas fallas en el servicio eléctrico que se profundizó hace dos semanas cuando salió de servicio una estación clave para toda la región.

Varias organizaciones sociales definieron continuar esta semana con las manifestaciones públicas para reclamar que el servicio sea eficiente y no haya más cortes.

No sólo los usuarios reclaman, desde el sector empresario señalaron que sin energía será imposible producir en el Chaco y en todo el NEA. Desde las cámaras que agrupan al sector prevén una reunión regional para tratar la crisis.

El presidente de la empresa Secheep, Ricardo Martínez Leone, informó ayer a los chaqueños que por el momento se mantendrá el esquema de emergencia que obliga a mantener los cortes rotativos. La empresa Transener responsable del transformador señaló que aún no puede confirmar si antes del fin de semana podrá estar funcionando nuevamente la estación. Esta información implica que la crisis podría incluso durar hasta la segunda quincena de enero.

Martínez Leone reconoció que "en todas las empresas distribuidoras hay un proceso de desinversión. Y la única solución para enfrentar la crisis es con inversiones de capital, lo que requiere planificación". Desde la empresa transportista que tiene a cargo el mantenimiento de la estación transformadora correntina, Transener, no pudieron precisar cuando estará operando esta línea importante para toda la región.

Sin lugar a dudas la región no atravesaba por una situación similar desde hace varios años, habría que remontarse a finales de los 80 donde el gobierno nacional obligó a todas las provincias a ahorrar electricidad.

Inversiones para la región

Funcionarios de las tres provincias afectadas señalaron que la misma crisis que generó trastornos en los usuarios, se transformó en una oportunidad para que la Nación atienda al NEA.

Las obras que de aquí en más sean necesarias, deberán negociarse con la Nación y seguramente con los organismos multilaterales de crédito que estén dispuestos a financiar los miles de millones que costarán las obras.

La Nación mandó decenas de autogeneradores que se instalaron en zonas estratégicas tanto en Chaco, Corrientes y Formosa. Estos equipos estarían inyectando energía en sistema regional.

También está en marcha la interconexión NEA-NOA y se prevé que este año se licitarán mas obras, sobre todo en las jurisdicciones para ampliar la capacidad de transporte de energía hasta los hogares.

Por su parte, la empresa Transnea llamó ayer a licitación para compra de equipamiento por casi 2 millones de dólares para colocar 11 interruptores de 132 kv, diez reles de máxima potencia y aprovisionarse de un camión con motor electrónico.

Un transformador de reserva

El ministro de Obras Públicas de Corrientes, Aníbal Godoy, explicó que por el momento apuestan a reparar el transformador averiado en la estación correntina, mientras que el nuevo equipo quedará de reserva.

Esto no implica que un futuro cercano el gran equipo que costó millones de pesos sea usado para ampliar la capacidad regional, con lo que ya no sería necesario abastecer la costa del Paraná correntina desde el Chaco.

Pero por el momento, según los funcionarios correntinos la empresa Transener, el sistema se mantendrá con dos estaciones transformadoras, una para Chaco y Formosa, mientras que otra atiende las necesidades de Corrientes y la costa del Paraná.

Comentá la nota