Plural se prepara para el Congreso

Los congresales por Santa Rosa de la Línea Plural se reunieron en la tarde de ayer en el predio del Recreo Mercantil, con el objetivo de continuar definiendo posturas y posicionamientos de cara al próximo congreso partidario que se realizará este sábado en Quemú Quemú. Los vernistas "afilan" las garras ante posibles cuestionamientos de las demás líneas internas, aunque insisten en que lo primordial será "abogar por el consenso".
Ayer se esperaba la posible presencia del ex gobernador Carlos Verna, aunque finalmente el líder de la línea no estuvo presente. Tampoco estuvo el gobernador Oscar Mario Jorge, quien se encuentra en Buenos Aires. Las caras más conocidas fueron las del diputado Juan Ramón Garay, los funcionarios del gobierno provincial Raúl Ortíz, Marcelo Pedehontaá y Gustavo Fernández Mendía, el asesor legislativo Miguel Solé y el ex ministro Rodolfo Gazia, entre otros. También se pudo ver a ex funcionarios como Sergio Draque, Daniel Lasa o Carmen Bertone.

El cónclave comenzó alrededor de las 19.30. Garay tomó la palabra, aunque antes de comenzar a dar cualquier definición política que hacía estrictamente al encuentro esperó que el fotógrafo de LA ARENA y el camarógrafo de Canal 3 hicieran su trabajo. "Les agradecemos por venir, pero ahora necesitamos hablar algunas cosas entre nosotros", dijo el legislador provincial, y los hombres de prensa debieron retirarse.

La reunión duró poco más de una hora. Según explicó más tarde uno de los congresales, se aceitaron algunas cuestiones operativas sobre cómo viajar a Quemú Quemú el sábado y otras ya de estricto contenido político. "Se definió de ir con una postura al congreso, de defender al gobierno provincial y a los gobiernos municipales".

De la misma manera, se acordó "responder si hay agravios o planteos" aunque se buscará "siempre privilegiar el consenso". Esto último coincide con el mensaje que dejó Verna en el encuentro de Uriburu del pasado martes, pero en la Plural saben que los "palos" van a llegar.

A nadie en el vernismo le escapan los planteos de Marín en los últimos tiempos sobre si es invitado o no a los actos, o porque supuestamente no lo dejan reunirse con el gobernador. Lo mismo con las quejas de Tierno. "Con altura todo se puede decir", disparó ayer uno de los "plurales" consultados tras el encuentro, quien además remarcó que ellos tienen "la responsabilidad de ser la mayoría" y no pueden "mezclarse en discusiones inconducentes".

Comentá la nota