En la Plural creen que Verna será candidato si es necesario.

Especulación: el año arrancó con las primeras movidas en la interna del PJ de cara a las elecciones de autoridades partidarias y la renovación de tres bancas de senadores y tres de diputados nacionales. Los marinistas piden cabida para llegar a un consenso y el gobernador Jorge quiere opinar sobre las candidaturas. En la Plural, ya se debaten nombres y no descartan que Verna sea candidato a senador si las encuestas comprometen el triunfo del PJ.
Si es necesario, si las encuestas no le son favorables al PJ o los números dan ajustados, el ex gobernador Carlos Verna estaría dispuesto a jugar, en la interna y la elección general, como candidato a senador. Así lo aseguraron fuentes cercanas al jefe de la línea mayoritaria del oficialismo provincial, la Plural.

En el primer mes de un año electoral, ya comenzaron los posicionamientos en la interna del PJ. El ex gobernador Rubén Marín y sus hombres amagan con disputar la interna y advierten que tienen que darles cabida si se pretende llegar a un consenso. El diputado provincial Roberto Robledo lanzó una nueva línea interna y está en busca de una candidatura a diputado nacional. El gobernador Oscar Mario Jorge anticipó que pretende tener injerencia en las decisiones.

Las primeras definiciones recién se darán el próximo 10 de marzo, cuando se reúna el Congreso del PJ y aparezca con claridad si la sangre llega al río y hay confrontación interna para dirimir las autoridades partidarias y las bancas que se renovarán en el Congreso de la Nación. Mientras tanto, las movidas, intrigas y especulaciones están a la orden del día y no es previsible que cesen.

Deshojando encuestas

Verna ya mostró parte de la estrategia que adoptará. Como presidente de la línea Plural, antes de fin de año impulsó al gobernador para que presida el partido, aunque Jorge todavía duda, temeroso de sufrir un estrangulamiento político que lo condicione aún más.

Las fichas que se moverán en el tablero de la Plural para la elección general son un misterio aún. Además, la posibilidad de una interna contra el marinismo como paso previo es un condimento que no puede ignorarse en la jugada.

Si bien sobre las candidaturas hasta ahora no hay más que especulaciones, según una fuente cercana al ex gobernador, “si es necesario, Verna va a jugar”. Desde principio de año, Verna ya se habría reunido en dos oportunidades con el gobernador Jorge, a solas, sin testigos ni intermediarios, para delinear cómo encarar el año electoral.

En la Plural no hay nada seguro, aunque se conoce, por ejemplo, que el vicegobernador Luis Campo tiene pretensiones de llegar a senador. Entre las expresiones de deseos, figuran también las del diputado provincial Roberto Robledo, que especula con que el contacto directo que tiene con Verna redunde en un ofrecimiento concreto. “Si Verna es candidato, va tranquilo, total le rema él”, señaló un dirigente vernista.

Sobre la decisión de Verna, sus allegados creen que especulará hasta último momento con los resultados de las encuestas en la mano, monitoreando mes a mes el humor electoral de los pampeanos. “Analizará si le conviene estar en el Senado o no, porque no necesita irse allá para tener una buena imagen”, señaló una fuente cercana.

Plurales y puros

Dentro de la Plural, habría dos posturas sobre los pasos a seguir. Algunos repetirían el modelo del marinismo en su época hegemónica en la provincia, tirando algún cargo a los demás sectores para evitar la interna. En ese escenario, Robledo obtendría la ansiada candidatura a diputado nacional, lo acompañaría una mujer, que podrían nombrar los intendentes del interior. Suena la ex subsecretaria de Cooperativas María de los Angeles Higonet (actual intendenta de Guatraché), o la vernista Patricia Lavín. Se podría reservar el cargo a diputado nacional en tercer término para algún nombre de Convergencia, tal vez el legislador provincial Mariano Fernández. El candidato a senador variaría según el escenario que se presente en las encuestas.

La otra opción, la que promueven las espadas del riñón vernista, el diputado Juan Ramón Garay, el ex ministro Sergio Ziliotto o el asesor legislativo Miguel Solé, lo que denominan el “vernismo puro”, sería que Verna sea el candidato, sin vueltas.

Jugando el as de espadas sobre la mesa, la distribución de candidaturas quedaría más acotada y la necesidad de ceder lugares a los otros sectores internos, neutralizada. Aparecería en la lista el actual secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo “Fito” Calvo, o el intendente de Ataliva Roca, Martín Borthiry.

Incluso el ex intendente de Quemú Quemú podría ser el candidato a senador si las encuestas pintan un panorama propicio para el PJ y el fortalecimiento de la oposición a partir del arribo a la Intendencia de la capital pampeana no alcanza para darle chances de pegar un salto mayor en las legislativas de este año.

“Aparentemente Verna no quiere ser candidato a senador, pero todos los del vernismo puro lo quieren convencer porque dicen que es el único que puede garantizar la victoria”, indicó otra fuente de la Plural. “Si acepta, la fórmula sería con Carmen Bertone, una vieja promesa de cuando se volvieron juntos del Senado y ella quería repetir pero Verna la metió en su gobierno”, añadió.

Jorge

A pesar de que Jorge anticipó que pretende tener influencia en la designación de los postulantes de la Plural, el vernismo lo tiene atenazado y no le deja muchos espacios de decisión. El gobernador pretendería que su delfín preferido, Gustavo Fernández Mendía -recientemente promovido a la creada Secretaría de Desarrollo Social-, tenga un sitio espectable en la boleta de diputados.

Marín

Sobre las movidas de los contrincantes internos, en la Plural creen que Convergencia busca negociar un consenso sobre la base de colar a Silvia Gallego -o inclusive Blanca Alegre- en el segundo escalón de la boleta de senadores. En caso de que no haya arreglo, dan por sentado que Marín tendría preparado un acuerdo con el ex intendente Juan Carlos Tierno, para que sea precandidato a diputado nacional por Convergencia.

Qué se juega

2009 es un año electoral. En La Pampa, el PJ pondrá en juego las bancas que dejan los diputados Manuel Baladrón y Marta Osorio (en la UCR, Daniel Kroneberger) y en la Cámara de Senadores concluyen mandato el ex gobernador Rubén Marín y Silvia Gallego (también el radical Juan Carlos Marino). Podría haber elecciones internas, no sólo para definir candidaturas, sino también para elegir las autoridades provinciales del partido.

Comentá la nota