La CGT, con pie de plomo a la hora de pedir aumentos

Aseguran que no fijarán ni piso ni techo en las negociaciones para que les mejoren los sueldos. Así, descartaron mejoras del 30 por ciento.
El titular de La Fraternidad y miembro del Consejo Directivo de la CGT, Omar Maturano, aseguró ayer que los gremios enrolados en la central van a ser "cautos" al plantear nuevos aumentos salariales en paritarias. Pero advirtió que no fijarán de antemano un "piso" o "techo" para las negociaciones.

"Vamos a ser cautos pero sin dejar de reclamar lo que nos corresponde", aseguró Maturano a la agencia de noticias DyN, en referencia a las próximas discusiones salariales en el marco de las paritarias.

Tanto en el 2006 como en el 2007, los reclamos de mejoras salariales de la CGT culminaron en acuerdos que marcaron el rumbo de varios sectores del país que también debieron imitar esos gestos, mejorando el sueldo de los trabajadores.

Por ahora, Maturano afirmó que "no tenemos piso ni techo, no hay cifras" y agregó que el monto de aumento salarial a reclamar en las próximas paritarias se decidirá "en cada gremio", según enfatizó el dirigente.

De esta forma, el titular de La Fraternidad negó que la CGT fuera a pedir un 30 por ciento de aumento salarial como piso para las negociaciones que se iniciarán en febrero y que, en una primera etapa, incluirá a los ferroviarios.

El sindicalista evaluó como "muy importantes" los logros obtenidos este año por la CGT no si antes advertir que insistirán en "no permitir suspensiones ni despidos de trabajadores, porque nuestro objetivo es la preservación de la fuentes de empleo".

Enfatizó que desde el sindicalismo confederado la intención es "preservar la paz social entre todos, poniendo el esfuerzo en forma compartida entre empresarios y trabajadores". "Nadie debe mirar para otro lado", enfatizó.

Maturano aseguró que la crisis económica mundial "todavía no nos toco" y resaltó en esa dirección que "los empresarios ganaron mucho dinero y tienen suficientes reservas y, en cambio, el trabajador nunca tuvo capacidad de ahorro".

Sostuvo que en el sector ferroviario "no hay crisis, salvo algunos inconvenientes en la rama de cargas" y resaltó que "puede que falten inversiones, pero la gente sigue viajando en los trenes, cada vez en mayor cantidad". Maturano prefirió no arriesgar cifras pero subrayó que "no hay piso ni techo, vamos a reclamar lo que nos corresponde".

Comentá la nota