La UBA en pleno rechaza asesorar a Economía para transparentar el INDEC

Las facultades de Sociales y Exactas adhirieron a la posición de Económicas. Así, los ocho profesores designados para el Consejo Consultivo convocado por Boudou reclamaron que antes se transparente la información básica del cuestionado organismo.
El planteo de Económicas -al que luego se sumaron Sociales y Exactas- fue hecho en una reunión especial convocada para analizar la invitación del Gobierno a la UBA para integrar, junto a otras Universidades, un Consejo Académico que evalúe las estadísticas oficiales. Las otras Universidades Nacionales convocadas son la de Tres de Febrero, Rosario, Mar del Plata y Tucumán.

En esa reunión, que congregó a una veintena de profesores titulares, eméritos y consultos, en relación al Indice de Precios, el debate central fue cómo saber si los precios registrados por el INDEC a lo largo de estos dos años y medio son los reales o no.

Varios profesores sostuvieron que no querían asumir la responsabilidad de avalar esos precios ni tampoco cuestionarlos, más aun por las implicancias políticas, económicas y hasta legales de una u otra postura. Otros fueron más lejos y plantearon que la UBA se metía en un brete tanto si avalaba las sospechadas estadísticas oficiales como si las cuestionaba. "Si avalamos, la UBA se escracha porque pasa a quedar sospechada de encubrimiento. Y si las cuestionamos, nos compramos un flor de problema político y hasta judicial", graficó uno de los participantes.

Un texto que comenzó a circular entre los Profesores después de la reunión, como resumen de lo discutido, reconoce como positivo que el Gobierno haya tomado la iniciativa de convocar a las Universidades nacionales "en la tarea de mejorar la calidad de las estadísticas". Pero en el mismo texto, los profesores piden "revisar la vía escogida para alcanzar el objetivo", afirman que "ninguna estadística es mejor que la información primaria empleada en el cálculo" y sostienen que "para que la UBA se embarque en esta tarea es preciso que previamente exista confiabilidad en la calidad de la información básica, lo cual depende de los estándares de objetividad y profesionalismo que se utilicen en su captación y procesamiento", algo que, dicen, "está fuera del alcance de los cuerpos académicos asesores".

"Por lo tanto, -concluyen- no resultaría oportuno constituir comisiones de índole académica para asesorar al Instituto" sin que antes los organismos competentes verifiquen la veracidad de la información básica que figura en los registros del INDEC. "Una vez satisfechas estas condiciones, expresamos la voluntad de la UBA por participar en el debate respecto de las metodologías para el diseño y elaboración de las estadísticas".

Comentá la nota