En pleno conflicto, la Ciudad y docentes debatieron en Clarín

El ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski; Ada Leirós, secretaria general de Sedeba, que no adhiere al paro, y Francisco Nenna, titular de UTE, principal impulsor de la huelga, plantearon diferencias y cruzaron acusaciones.

Por: Liliana Moreno

Desde el vamos el ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, definió la oportunidad de la entrevista. "Es un día de paro. Por invitación de ustedes tenemos una instancia más de diálogo. Pero es un momento de bronca porque los chicos perdieron otra vez las clases", dijo. El encuentro fue ayer en Clarín cuando se cumplió el decimosegundo día de huelga docente del año en la Ciudad. Hoy, según aseguró el secretario general de UTE-CTERA, Francisco Nenna, será el último paro de 2008 al que también adhirieron ADEMyS y los privados de SADOP. Los 14 gremios restantes no se sumaron -entre ellos SEDEBA- después de un acuerdo firmado con el gobierno el 24 de octubre y refrendado el 6 de noviembre. El encuentro fue entre Narodowski, Nenna y la titular de SEDEBA, Ada Leirós.

Nenna, con un aumento salarial del 24% en marzo, una mesa de diálogo en funcionamiento, una mejora reciente y el acuerdo, firmado por 14 gremios, de seguir las negociaciones en febrero, ¿no hay otras medidas de acción directa para sostener sus reclamos sin llegar al extremo de que se pierdan 13 días de clases?

También optamos por medidas de fuerza alternativas, como las dos jornadas de cien horas de vigilia y esclarecimiento. Además, las clases no sólo se pierden por los paros sino por los problemas de infraestructura de las escuelas. Pero por sobre todo queremos dejar claro que este no es sólo un conflicto salarial. Estamos discutiendo la política educativa de este gobierno. Pedimos más inversión en educación, 15 mil becas estudiantiles, solución a la problemática de los 2.500 docentes contratados, más calidad y cantidad en las viandas de los chicos ...

Si el Gobierno les hubiera concedido el 20% de aumento que exigen, ¿habrían convocado a paros por el resto de los reclamos?

Vuelvo a repetir que para nosotros no es sólo un pelea salarial. Y sobre el salario en particular quiero aclarar que no pedimos el 20% graciosamente. El mismo jefe de Gobierno, Mauricio Macri, declaró que la inflación era cuatro veces la oficial.

Leirós, ¿por qué aceptaron un acuerdo con el Gobierno que no era lo que estaban pidiendo?

No era lo que estábamos pidiendo pero tampoco queríamos que los chicos, los padres y los docentes se convirtieran en rehenes de esta lucha. Ante tamaña cerrazón de los dos extremos, el Gobierno y algunos sindicatos, el diálogo es lo único que puede destrabar cualquier conflicto.

Ministro, ¿se siente responsable cada vez que hay un paro que no puede evitar?

Primero, después del diagnóstico que hizo Nenna quiero llevarle tranquilidad a las familias en el sentido de que el sistema educativo de la Ciudad funciona razonablemente bien, incluso más allá de nuestra gestión. Sí hay problemas, algunos de muy vieja data, que estamos tratando de resolver. Sobre la pregunta, por supuesto que me siento responsable, soy el ministro de Educación. Pero quiero aclarar que aquí hay dos tipos de reclamos claramente diferenciados. Hay un reclamo genuino de parte de la mayoría de los docentes que quieren aumento salarial, con los cuales, con el tiempo y con mucho esfuerzo, logramos ponernos de acuerdo. Y después hay un reclamo claramente político, y no de la política con mayúsculas, de la gran política educativa, sino en términos de lo que es la política antimacrista, que UTE explicita a diario. Si no, por qué no hizo paro en 2003 cuando estallaban los sachets en las escuelas por el escándalo de la leche podrida o cuando entre 2002 y 2005 la Ciudad sufrió la deserción de tres mil estudiantes secundarios.

Nenna: Nuestros reclamos son genuinos ¿o estamos impedidos de cuestionar la política educativa? No somos un sindicato corporativo, vemos la educación en su conjunto y queremos disputar la política educativa también en su conjunto.

Nenna, ¿hay riesgo de más paros en lo que queda del año?

No va a haber más paros pero vamos a seguir trabajando con la sociedad y en febrero nos vamos a sentar en la mesa de negociación. En las últimas 100 horas de vigilia hubiéramos querido tener diálogo pero lo único que hizo el gobierno fue aumentar la confrontación.

Narodowski: Hay una situación de confrontación pero que es con la sociedad. Creen que perjudican al gobierno de Macri pero la verdad es que perjudican a la gente.

Nenna: Es cierto que con los padres tenemos que hacer un trabajo, como en cualquier conflicto, pero de ninguna manera queremos confrontar con la gente sino con una política.

¿Qué les dirían a los chicos y a sus padres?

Nenna: Les diría que no vamos a ser espectadores pasivos de los problemas de la educación y que la vamos defender como un derecho social y no como un servicio.

Leirós: Que es prioridad para nuestro sindicato no hacer rehenes de nuestras disputas salariales a chicos , padres y docentes y que vamos a agotar todas las instancias antes de llegar a un paro.

Narodowski: Les diría a los padres que no se enojen con los docentes. En todo caso, que se enojen con la dirigencia política y sindical porque no le hemos podido encontrar una solución a este problema.

Comentá la nota