Plenario radical en Santa Rosa

Los intendentes han sido "degradados y hasta marginados" por los sucesivos gobiernos justicialistas, sostuvo un diputado. El plenario advirtió que la única forma de atajar el problema es por medio de las comunas.
"La crisis es más grave delo que suponíamos, y por ahora no le veo techo". Con esta advertencia, el intendente de Parera, Juan Carlos Olivero, encuadró la principal conclusión de la cumbre radical que ayer sesionó en Santa Rosa: un enfático reclamo para que el gobierno provincial reaccione ante la crisis social que se vive en los pueblos y atienda a las comunas con mayores recursos. Los diputados se comprometieron a plasmar esta exigencia en el presupuesto provincial para el año próximo, mientras que los concejales bregaron por una genuina autonomía municipal.

El radicalismo pampeano concretó ayer un concurrido y prolífico encuentro de sus órganos partidarios y de la militancia en general, con foco en las autoridades comunales y la Juventud Radical. A instancias del comité provincia -su presidente, Mauro Pildain, recibió varios elogios por la convocatoria-, deliberó en Santa Rosa un nutrido grupo de concejales, sesionó el congreso de la Juventud Radical mientras que los intendentes mantuvieron un encuentro con los diputados provinciales. Junto con los debates hubo dos disertaciones sobre autonomía municipal. Tras esas exposiciones se realizó el plenario de cierre, con una exposiciones de un representante de cada sector.

Grave.

"Lo peor aún no llegó" fue, palabras más, palabras menos, la preocupación que plasmó el intendente Juan Carlos Olivero al informar al plenario las principales conclusiones de la reunión con los diputados provinciales.

"Los radicales no somos de escaparle a las responsabilidades y los intendentes sabemos ponerle el pecho a las balas", sostuvo Olivero en un enfático discurso centrado en la creciente demanda social de los pueblos y la imposibilidad de las comunas de atenderla con sus propios recursos. "Los presupuestos municipales se ven cada día más complicados", reiteró. Es un problema por partida doble, porque la crisis genera mayor demanda social y a su vez provoca una caída en la recaudación de las tasas municipales.

Al igual que en encuentros anteriores, Olivero sostuvo que "la pobreza no tiene color político" y que él, al igual que sus colegas, no pregunta identidades partidarias al momento de dar una ayuda. "Ningún intendente ha tomado alguna vez una decisión que signifique la pérdida de puestos de trabajo; cuándo se pierden fuentes de trabajo, es por decisiones que vienen de afuera", afirmó.

A modo de ejemplo, Olivero indicó que en su localidad, la comuna tiene contratados a 40 jornaleros. Si no hiciera esa acción social, podría pagar mejores sueldos y en términos a los empleados de planta.

Presupuesto.

Julio Bergués, ex intendente de Arata y actual diputado provincial, fue uno de los que habló con los intendentes. En su informe al auditorio se quejó por la apatía del gobierno provincial y su incapacidad para dimensionar la magnitud de la crisis. Anticipó que cuando se debata el presupuesto para el año próximo, el bloque radical exigirá un mayor caudal de fondos para las comunas pampeana.

"La situación nos preocupa y mucho, más porque sabemos como actúan los gobiernos justicialistas", advirtió el diputado en referencia a la situación de angustia financiera y ahogo económico en que se desenvuelven. "Los intendentes han sido degradados y hasta marginados", denunció. "A este gobierno (provincial) no se le puede hacer entender que la mejor respuesta, la más rápida y efectiva, pasa por los intendentes. Si se ignora a los intendentes, nunca se podrá solucionar el problema".

Recordando quizá su paso por la comuna aratense, Bregués señaló que todo intendente "conoce la situación de cada vecino, se encuentra con cada uno en la esquina de su pueblo y es el que recibe las puteadas".

Tras él, expuso el concejal de General Pico, Rubens Obiols, que fue quien reclamó autonomía municipal en lo económico pero también para tomar decisiones como, por ejemplo, qué obras se ejecutarán en cada pueblo; luego habló la presidenta de la Juventud Radical, Soledad Stadler, y cerró la jornada el titular del comité provincia, Mauro Pildain.

Comentá la nota