En plena tensión en Caracas, Cristina visita a Chávez

Venezuela está convulsionada por el ataque a los medios. Antes va a Ecuador.
Empresarios vinculados a los negocios con Venezuela fueron convocados ayer por la Cancillería para sumarse al viaje que hará a Caracas Cristina Kirchner el martes 11, confirmaron anoche a Clarín fuentes del Gobierno. En la capital venezolana la espera su colega Hugo Chávez, a quien verá el lunes 10 en Quito durante las ceremonias de toma de mando del reelecto Rafael Correa. La cita de mandatarios que coincidirá también con la cumbre de jefes de Estado de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), en la que Chile le traspasará a Ecuador la presidencia protémpore del organismo, que agrupa a 12 países.

Ayer en la Rosada buscaron relativizar la tensión del momento en el que la Presidenta viaja Venezuela, donde se viven horas difíciles a raíz de la embestida de Chávez contra los medios de comunicación (Ver página 18).

Indicaron que fue invitada a participar de un seminario empresarial. Y que, además, para esta fecha se está cumpliendo el período establecido por Cristina y Chávez para sus encuentros trimestrales, al igual que los tiene el venezolano con Luiz Ignacio Lula da Silva; y el mandatario brasileño con la argentina, aunque cada seis meses.

La Presidenta y Chávez así lo acordaron en mayo, cuando el venezolano llegó al país, y con su familia viajó al Calafate por invitación del matrimonio Kirchner. Días después, Chávez nacionalizaba empresas ligadas a Techint, lo que le trajo fuertes reclamos al Gobierno por parte del sector privado para que presionara a su colega. Incluso la Unión Industrial Argentina (UIA) llegó a pedir al Gobierno que se volviera atrás en el Congreso con la ley que aprobó el ingreso de Venezuela como miembro pleno al Mercosur. Semanas después, las voces empresarias se apagaban al saber que los venezolanos pagarían "bien" la nacionalización de Sidor.

A su vez, con la audiencia que tendrá el jueves con Alvaro Uribe, Cristina también estaría compensando posiciones ante las peleas diplomáticas que viven Ecuador, Colombia y Venezuela.

Comentá la nota