En plena puja con Schiaretti, De la Sota junta a la tropa

El ex gobernador se reunió ayer con "Tin" Sánchez y los concejales Núñez, Concordano y Bergesio. Antes lo hizo con Natali. "El PJ tiene que estar unido para ganar las próximas elecciones", les dijo.
Tras los pri­me­ros cru­ces ver­ba­les con el go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti, Jo­sé Ma­nuel de la So­ta co­men­zó ayer una ron­da de reu­nio­nes con con­ce­ja­les, di­ri­gen­tes y mi­li­tan­tes pe­ro­nis­tas pa­ra cap­tar ad­he­sio­nes con mi­ras a la in­ter­na par­ti­da­ria del 22 de no­viem­bre pró­xi­mo.

En to­dos los ca­sos, el ex go­ber­na­dor de­ja el mis­mo men­sa­je: "El pe­ro­nis­mo tie­ne que es­tar uni­do pa­ra ga­nar las pró­xi­mas elec­cio­nes".

En una con­fi­te­ría cén­tri­ca, De la So­ta se reu­nió con el ex can­di­da­to a in­ten­den­te Luis "Tin" Sán­chez, los con­ce­ja­les Víc­tor Nú­ñez, Es­te­la Con­cor­da­no y Sa­ra Ber­ge­sio y el di­ri­gen­te Fran­co Mi­ran­da.

Lo acom­pa­ña­ban el le­gis­la­dor Ho­ra­cio Ve­ga y el ex fis­cal mu­ni­ci­pal y ex con­ce­jal Hu­go Abra­han.

Ho­ras an­tes, el ex man­da­ta­rio pro­vin­cial se ha­bía reu­ni­do con otro con­ce­jal jus­ti­cia­lis­ta, Gui­ller­mo Na­ta­li, en otra con­fi­te­ría de la ciu­dad.

De la So­ta quie­re pre­si­dir el PJ cor­do­bés, car­go que tam­bién pre­ten­de Schia­ret­ti.

En diá­lo­go con la pren­sa, el ex go­ber­na­dor di­jo que "el PJ tie­ne que en­trar en una eta­pa de uni­dad" en la cual "to­dos tie­nen que ha­cer una au­to­crí­ti­ca".

"En Río Cuar­to al­can­zó pa­ra ga­nar, pe­ro es­ta­mos le­jos del 50 por cien­to que sa­cá­ba­mos en otras elec­cio­nes. Hoy es­ta­mos fue­ra del Se­na­do y con po­cas ban­cas le­gis­la­ti­vas", se­ña­ló.

Y aña­dió: "Es­tu­ve es­pe­ran­do que me lla­ma­ran pe­ro no lo hi­cie­ron. Des­pués no qui­se in­ter­fe­rir. Pe­ro a Schia­ret­ti lo he apo­ya­do en si­len­cio. El go­ber­na­dor es él".

De la So­ta se au­to­de­fi­nió co­mo "el lí­der del PJ pro­vin­cial" y aña­dió que los pro­ble­mas fi­nan­cie­ros que tie­ne la Pro­vin­cia "son por cul­pa de los Kirch­ner".

Y agre­gó: "La Pro­vin­cia que él (Schia­ret­ti) re­ci­bió es la que él mis­mo me di­jo que es­ta­ba es­plén­di­da".

En otro tra­mo de la char­la con los pe­rio­dis­tas, De la So­ta evi­tó opi­nar so­bre las de­cla­ra­cio­nes del mi­nis­tro de Go­bier­no, Car­los Ca­se­rio, y de la de­le­ga­da re­gio­nal, Ma­rias Arias.

"Es in­mo­ral ha­blar hoy de can­di­da­tu­ras. Pri­me­ro hay que re­sol­ver los pro­ble­mas de la gen­te. Ba­jar las re­ten­cio­nes al 25 por cien­to y lan­zar un plan ga­na­de­ro", in­di­có en re­la­ción con las ver­sio­nes que se­ña­lan una even­tual pos­tu­la­ción a la go­ber­na­ción en el 2011.

Y aco­tó: "No creo que Schia­ret­ti es­té de­bi­li­ta­do, por­que to­dos los apo­ya­mos. Con él, no he te­ni­do ni un sí ni un no".

Tam­bién ne­gó que quie­ra ar­mar un go­bier­no pa­ra­le­lo y ra­ti­fi­có que só­lo bus­ca ayu­dar al go­ber­na­dor.

En su con­tac­to con la di­ri­gen­cia, De la So­ta pi­de es­tar uni­dos pa­ra po­der ga­ran­ti­zar el triun­fo elec­to­ral en la pro­vin­cia en el 2011 y pa­ra te­ner chan­ces de re­cu­pe­rar la in­ten­den­cia en el 2012.

El ex go­ber­na­dor no quie­re que ha­ya una in­ter­na.

LOS CRUCES

"Nun­ca fui pres­cin­den­te cuan­do el PJ me ne­ce­si­tó", di­jo el go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti, en un ac­to en Cór­do­ba, la se­ma­na pa­sa­da, mien­tras su an­te­ce­sor en­ca­be­za­ba otro en otro sec­tor de la ca­pi­tal cor­do­be­sa.

"To­da­vía nos du­ra el sa­bor amar­go de la de­rro­ta de las pa­sa­das elec­cio­nes, por­que el PJ nun­ca fue ter­ce­ro", se­ña­ló Jo­sé Ma­nuel de la So­ta en su rea­pa­ri­ción pú­bli­ca, en la que ma­ni­fes­tó su in­ten­ción de pre­si­dir el PJ cor­do­bés.

Abrahan negó que el delasotismo busque desestabilizar al gobierno

El ex fis­cal mu­ni­ci­pal y ex con­ce­jal pe­ro­nis­ta Hu­go Abra­han ne­gó ayer que la in­ten­ción del ex go­ber­na­dor Jo­sé Ma­nuel de la So­ta de pre­si­dir el PJ de Cór­do­ba sea la de de­ses­ta­bi­li­zar el go­bier­no de Juan Schia­ret­ti.

La de­nun­cia la ha­bía he­cho el mi­nis­tro de Go­bier­no, Car­los Ca­se­rio.

"Ja­más me ima­gi­né es­cu­char de­cla­ra­cio­nes tan des­ca­be­lla­das co­mo las de Ca­se­rio.

El ac­tual mi­nis­tro tra­ba­jó con De la So­ta cuan­do és­te era go­ber­na­dor y to­da su tra­yec­to­ria po­lí­ti­ca la hi­zo a su la­do", se­ña­ló.

Y agre­gó: "Que reor­ga­ni­zar al par­ti­do des­pués de la de­rro­ta elec­to­ral pue­da sig­ni­fi­car una de­ses­ta­bi­li­za­ción del go­bier­no no tie­ne nin­gún asi­de­ro. Ni el pro­pio Ca­se­rio se lo cree a eso".

"En to­do ca­so, la de­ses­ta­bi­li­za­ción sur­ge del pro­pio re­sul­ta­do elec­to­ral más que de De la So­ta que tan só­lo es­tá pi­dien­do, en es­ta co­yun­tu­ra, que no ha­ya in­ter­nas si­no un re­co­no­ci­mien­to de to­da la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca de la pro­vin­cia a su tra­yec­to­ria", pun­tua­li­zó.

-Las ver­sio­nes in­di­can que us­ted po­dría ser can­di­da­to a pre­si­dir el PJ de­par­ta­men­tal. ¿Lo acep­ta­ría?

-En es­te mo­men­to, ha­blar de can­di­da­tu­ras en cual­quier or­den no es bue­no pa­ra na­da.

Ace­le­rar los tiem­pos de los car­gos elec­ti­vos es­tá le­jos de res­pon­der a la ex­pec­ta­ti­va de la uni­dad y la dis­cu­sión in­ter­na den­tro del PJ. Es no es­tar a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias, no en­ten­der na­da y tam­bién fal­tar­le el res­pe­to a la so­cie­dad en su con­jun­to.

Comentá la nota